La Junta protege el Carnaval de Cádiz con el inicio de la declaración de Bien de Interés Cultural

CÁDIZDIRECTO. – La Consejería de Cultura ha incoado el expediente para la inscripción del Carnaval de Cádiz en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Actividad de Interés Etnológico.

Con esta acción, la fiesta popular queda automáticamente protegida en tanto se completa la tramitación.

En una nota, el consejero de Cultura en funciones, Miguel Ángel Vázquez, ha señalado que el Carnaval de Cádiz es “una seña de identidad del pueblo gaditano y una muestra de la creación y del inagotable talento e ingenio que cada año despliegan quienes participan en él”.

“Creemos firmemente en el Carnaval de Cádiz como representación cultural, por su capacidad de unión del pueblo gaditano, por su reflejo de la libertad de expresión y el espíritu crítico de la ciudadanía y por las múltiples oportunidades que ofrece para el desarrollo cultural, turístico y económico”, ha afirmado.

Esta declaración se produce en paralelo a la candidatura del Carnaval de Cádiz como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, impulsada por el Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz y apoyada desde sus inicios por el Gobierno andaluz. De hecho, la Junta de Andalucía ya lo incluyó en 2013 en el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía, requisito previo establecido por la Unesco para su declaración.

El expediente, que puede tardar en tramitarse hasta un año, destaca que el Carnaval de Cádiz constituye “una expresión del patrimonio cultural de Andalucía y ejemplifica la diversidad de manifestaciones socioculturales andaluzas, resultado contemporáneo de complejos procesos históricos que han contribuido a configurar nuestra identidad cultural en el tiempo presente”.

“La celebración carnavalesca de Cádiz es una expresión sociocultural urbana, un ritual festivo que constituye un bien del patrimonio cultural andaluz. Se trata de una actividad de interés etnológico que asimismo presenta significativos espacios y lugares así como numerosas expresiones asociadas de muy diversa tipología y características”, explica el documento, que también recoge que “es pertinente añadir su contribución a la transformación del espacio urbano en espacio público, en espacio intensamente vivido por la ciudadanía. Desde luego durante la celebración festiva pero, también, con sus prolongaciones simbólicas, durante el resto del año”.