La leyenda de ‘La Garganta del Capitán’ en Algeciras

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- En Algeciras hay un paraje natural llamado ‘La Garganta del Capitán’ y pocos son los que, alguna vez, no han ido de acampada allí. En la actualidad es espacio protegido y ruta de senderismo que guarda el secreto de una leyenda.

El camino es una estrecha garganta con tres molinos y varias pozas naturales, con un paisaje y vegetación muy tupida para la zona, pero dos cosas nos llaman poderosamente la atención, destacando la ‘tumba del capitán’ y ‘el llano de las tumbas’.

Gabriel Moreno Pantisco era soldado en la Guerra de Dinamarca, ascendido a brigadier, llamado ‘El Capitán’ por los galones al regresar a España, luchó contra la invasión napoleónica y finalmente se integró en un grupo , o partida, de doce contrabandistas y bandoleros de la Sierra de Algeciras. Murió de un disparo y donde lo hizo se llama hoy ‘La Garganta del Capitán’ siendo enterrado en una fosa común.

Desde ese momento se dice que su espectro, que su fantasma, vaga por lo más agreste del lugar donde murió. Allí se le escuchaba llorar y un sacerdote aconsejó que se tallara una cruz de piedra donde se veían sentado a su espíritu: “Aquí yace Gabriel Moreno, que falleció el 13 de Junio de 1834, a los 77 años de edad”, y entonces dejó de aparecerse.

La leyenda pudiera tener un pozo de realidad y Gabriel Moreno Cantalejo -nótese la diferencia del segundo apellido- ser una persona que trabajaba en el molino de San José que habría sobrevivido a una epidemia de cólera en el siglo XIX, labrándose esa inscripción en una piedra cercana al molino.

‘El llano de las tumbas’ es un conjunto de tumbas antropomorfas muy abundantes también por la zona del monasterio del Cuervo y siempre fueron muchas las historias de luminarias y procesiones fantasmales.

La belleza del lugar es magnífica, donde el ser humano se encuentra con la Naturaleza y, a veces, con lo paranormal o lo legendario.