La maldición del edificio Dakota

Imagen del Edificio Dakota recien concluida su construccion
Imagen del Edificio Dakota recien concluida su construccion

 

CÁDIZDIRECTO/J.M.García Bautista.- Su fama de edificio maldito le precede por los extraños sucesos que en el edificio de apartamentos Dakota se han sucedido a los largo del tiempo. Fue construido el 25 de octubre de 1880 al 27 de octubre de 1884, en la esquina noroeste de la calle 72 y el Central Park West en la ciudad de Nueva York en Manhattan.

Fue la firma de arquitectos de Henry Janeway Hardenbergh la que llevaría la construcción para Edward Clark, director de la Singer Sewing Machine Company, era una firma de prestigio pues ellos también realizaron la construcción del afamado Hotel Plaza.

Sin dudas su fama de edificio maldito le llega a raíz del asesinato de John Lennon, célebre músico integrante del grupo de Liverpool “Los Beatles”; como consecuencia de ello muchos fueron los que se pusieron a buscar sucesos extraños, o curiosos, en el edificio encontrando hechos no menos significativos…

En el edificio Dakota vivió el famoso brujo Aleister Crowley a comienzos del siglo XX, dicen –quizás alimentando la leyenda del lugar- en su apartamento realizó rituales de magia negra dentro del edificio. Y ello pasaría casi inadvertido si no fuera porque allí es donde Ira Levin ubica su novela “La semilla del Diablo”, entre los años 1968 y 1969, una película que nos narra la historia de una joven embarazada que cae en manos de unos fanáticos adoradores del diablo.

Además Ira Levin incluye en los diálogos referencias a “sucesos desagradables” como un ascensorista que murió o un niño en el sótano… Y la consecuencia directa llegaría cuando el Séptimo Arte, de la mano del director Roman Polansky, decide rodar allí la película “El Bebé de Rosemary” –basado en “La semilla del Diablo”-.

Durante la grabación de la película sucedieron todo tipo de fenómenos extraños que llegó a afectar al equipo de rodaje de la película. Quizás el más conocido fue el asesinato de la esposa de Roman Polansky, Sharon Tate –embarazada de ocho meses-, a manos de los miembros de “La Familia”, secta liderada por Charles Mason, que cometieron un múltiple asesinato.

Igualmente la actriz Mia Farrow estaba en pleno proceso de divorcio de Frank Sinatra y sufrió ataques de ansiedad y nervios, algunos creen que debido al influjo de la maldición.

Otro ilustre inquilino del edificio Dakota fue Boris Karloff, el eterno personaje de Frankstein o la Momia, de él se dice que era un apasionado al espiritismo y que realizaba sesiones espiritistas en su apartamento. Al morir, se cuenta, que tuvieron origen sucesos increíbles y que su espectro fue visto en el lugar caminando por los pasillo, a tal punto que unos inquilinos tuvieron que abandonarlo porque lo veían y oían como su fuera su última actuación.

Otro inquilino del edificio Dakota fue Gerald Brossau Gardner, suma sacerdote de la Wicca que realizó allí otras tantas sesiones de invocación de poderes sobrenaturales.

Es la historia, y leyenda, del edificio Dakota, un lugar sobre el que pesa el sello de maldito y, quizás, algo de razón no le falte.