La Marea Blanca de Cádiz quiere convertirse en un tsunami

CÁDIZDIRECTO.Las Mareas Blancas convocan este domingo 26 de enero manifestaciones y concentraciones en Sevilla, Granada, Cádiz y Málaga en defensa de la sanidad pública, ya que, apuntan, tanto profesionales como usuarios “manifiestan su frustración ante una realidad que nada tiene que ver con las promesas de planes de choque y otras medidas anunciadas por el gobierno del PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox”.

De este modo, y bajo el lema ‘La salud es un derecho, la sanidad pública no se vende’, en Cádiz la cita es a las 12 horas en el Hospital Puerta del Mar. Y La Marea Blanca tiene la intención de convertirse en un tsunami conformado por la fuerza de muchas asociaciones y ciudadanos.

Este es el manifiesto que se leerá al finalizar la manifestación, que tendrá su meta frente al Ayuntamiento:

“Los gobiernos pueden argumentar que defienden la Sanidad Pública y referirse a cuestiones muy diferentes. Se puede defender una Sanidad Pública con financiación, provisión y gestión absolutamente públicas o se puede defender una Sanidad Público-Privada donde ésta última es la que origina categorías y desigualdades.

El Sistema Sanitario Público que defendemos tiene unas características absolutamente irrenunciables:

  • Universal: atiende a cualquier persona sin discriminación de ningún tipo
  • Gratuito: la atención en el momento de ser recibida no supone desembolso económico
  • Equitativo: es decir que es igual, es justo e imparcial para toda la ciudadanía
  • Integral: atiende a todas las enfermedades, sean rentables económicamente o no
  • Salubrista: promociona la salud mediante Políticas de Salud Pública y Comunitaria
  • Integrado: está organizado en niveles de atención debidamente coordinados
  • Participativo: permite la participación de los profesionales y de la población
  • De la máxima CALIDAD porque dispone de todos los recursos necesarios

La Marea Blanca Gaditana defiende este Sistema porque no excluye a nadie y trata a todas las personas por igual. No admitimos comercios con la Salud. La Salud es un derecho.

Los conciertos con clínicas privadas sólo son admisibles cuando, estando al máximo rendimiento el Sistema Sanitario Público, se necesita complementar alguna actividad

La sanidad privada no es un Sistema Sanitario sino empresas dirigidas a la atención de aquellas enfermedades que son rentables y suponen un negocio.

La inclusión de criterios comerciales en la atención sanitaria supone volver a las categorías económicas de las enfermedades/enfermos que se atienden. Aquellas personas que tienen posibilidades económicas para pagar un seguro médico complementario y las que no las tienen, que volverían a ser atendidas en Beneficencia. No vamos a permitirlo.

La mejor forma de defender la sanidad pública desde dentro es trabajar a tope con ilusión y complicidad por el enorme servicio público que se desarrolla. Los derechos laborales tienen que ser exquisitamente respetados.

El centro del Sistema Sanitario Público es la persona y toda la eficiencia en la gestión pública debe estar dirigida a conseguir los mayores niveles de calidad y así colaborar en el bienestar social.

Los gestores de la sanidad pública deben ser profesionales autónomos e independientes y no ser elementos para un control político permanente.

No vamos a permanecer impasibles comprobando cómo se desmantela un Sistema Sanitario Público español y andaluz que ha sido el orgullo de la ciudadanía y ha tenido el reconocimiento de excelencia por la comunidad internacional”.