La simbología oculta de la Plaza de las Tortugas en Cádiz

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Cádiz está repleto de rincones mágicos cargados de Historia, Leyendas, misterio y simbología. Uno de ellos lo encontramos en la famosa Plaza de las Tortugas, en pleno centro de la ciudad.

Se dice que es un lugar vinculado a la masonería y que tendría la claves de ese conocimiento masón que esconde la simbología.

Cercana a su fuente se encuentran la Diputación de Cádiz, la Biblioteca Provincial, fuente de conocimiento y lo que constituía el acceso comercial del centro histórico de la ciudad, todo con vinculación masónica según los expertos en la materia.

Pero la fuente de la Plaza de las Tortugas es el objeto de nuestra curiosidad pues estos animales son considerados como portadores de buena suerte, que además llevan aparejada la longevidad y la protección. Muy recurrentes cuando se trata de esconder claves, las claves ocultas.

Si se mira la expresión de este simpático animal nos encontramos que tiene una particular sonrisa como si estuviera en posesión de un conocimiento que no llegamos a conocer; la fuente evoca a otros animales marinos -reales o del imaginario popular- como una suerte de dragones que vierten su agua. La se ve culminada, en el lugar más alto, por una corona o tiara papal… ¿Símbolo del Poder?

La Masonería creía en este tipo de mitos o, al menos, tenía los conocimientos sobre ellos actuando sobre la individualidad psíquica, trabajaban los aspectos más oscuros del ser humano y trataban de convertirlos en su antítesis, en el bien, lo positivo. La longevidad de las tortugas se une a la creencia que favorecen la buena salud y protegen contra las malas energías, lo cuál es una especie de animal símbolo de la buena suerte.

Además tenemos que hay cuatro tortugas que representan los ideales para conseguir la divinidad, estos son: la Verdad, el Conocimiento, la y la Sabiduría.