La verdadera historia de los esqueletos gigantes

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Seguramente ha visto, en alguna ocasión, unas impresionantes imágenes donde aparecen unas tremendo esqueletos gigantes alrededor del cual trabajan un grupo de ¿arqueólogos? Esas mismas imágenes han sido las que han motivado que muchas personas hablen, como si de una realidad se tratara, de los gigantes de los que se habla en la Biblia y que provoca la ira de Dios.

Pero la desconfianza que provoca en muchas personas tan bien se ve contrarrestada por la credibilidad que le conceden otras. Así no es raro ver como, cíclicamente, surgen este tipo de imágenes y como se convierten rápidamente en virales, más llevados por la creencia que por la Ciencia.

Una de esas imágenes mereció que la propia National Geographic desmintiera una supuesta imagen de un gigante, utilizando para ello su canal web oficial. Se trataba de un esqueleto que destacaba por sus poderosas dimensiones.

Pero lejos de ser una realidad todo se trataba de un fraude al que se le dio pábulo en las redes sociales y en poco tiempo una especie de ‘leyenda urbana’ del siglo XXI. Su realidad dista mucho de ser un vestigio arqueológico o antropológico: en el año 2002 un usuario con nick ‘IronKite’ envió a un concurso un montaje realizado con Photoshop, el concurso lo organizaba el portal de internet Worth1000.com dentro de lo que llamaron como ‘Anomalías Científicas’, donde para darle más credibilidad se decía que National Geographic lo había descubierto y que pertenecía a una vieja y desaparecida raza. La imagen salió del ámbito del concurso y rápidamente se convirtió en una especie de elemento ratificador de tantas historias legendarias que se narran de gigantes en la Tierra.

La imagen y el perfecto montaje demuestra lo ingenuos que se puede hacer cuando visitamos diferentes páginas web o concedemos nuestra atención a una escueta nota en las redes sociales acompañada de una imagen tan impresionante como falsa.