Las apariciones del fantasma del ‘hombre de la curva’

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Casi a 18 Kms. de Sevilla se alza una de esas pequeñas localidades a pie del Aljarafe sevillano, es Palomares del Río, un lugar de leyendas y misterios que conjugan perfectamente en armonía y consonancia con tantos y tantos incidentes OVNIs y paranormales de la Cornisa del Aljarafe.

Palomares del Río es uno de esos pueblos pequeños, modernos y en expansión que crece al ritmo de los tiempos frenéticos que nos ha tocado vivir y que guarda celosamente secretos del más allá nunca revelados…

Es el investigador local Jesús S. Conejero fue quien primero alertaba de uno de esos misterios del pueblo ya que nada más tomar la curva que nos lleva a la entrada del mismo,y fue modificada por el Ayuntamiento, nos encontraremos con algo más que una leyenda, se trata del “hombre de la curva” como se le conoce popularmente.

A menudo hemos leído toda suerte de narraciones sobre la chica de la curva, en el pueblo son habituales las visitas de diferentes conductores a las dependencias de las Fuerzas del Orden Público denunciando o informando como alguien se les ha echado desde la cuneta de la carretera literalmente encima de su auto siendo indiscutiblemente atropellado.

El volantazo y el susto del conductor es mayúsculo, los nervios se encrespan y un sudor frío recorre la nuca del protagonista, agónicamente desciende de su vehículo para comprobar perplejo como la soledad de la carretera y el frío asfalto han sido los únicos testigos mudos de un suceso que parece jamás haber existido y que tiene como protagonista a un suicida tan escurridizo como un fantasma…

Sin embargo el encuentro y la forma de operar es común en todas las narraciones de los conductores víctimas de este mordaz espectro que se aleja mucho de las bondades de la tradicional y legendaria chica de la curva, siendo su presencia delatada ante los micrófonos de “El Varadero”, hace años, de Canal Sur por impresionados testigos.