Las cuatro nuevas enfermedades de transmisión en las relaciones íntimas que preocupa a los científicos

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- El mundo actual, de relaciones cortas, esporádicas, o contactos sexuales de una noche, hace que surjan nuevas enfermedades que derivan en infecciones y podrían ser una amenaza para la salud pública.

En ese posicionamiento de las cuatro enfermedades de transmisión sexual más preocupantes encontramos:

-Neisseria meningitidis, o meningococo, que puede ocasionar una meningitis invasiva, se trata de algo que es potencialmente nocivol del cerebro y las membranas protectoras de la médula espinal. Las estadísticas nos indican que entre el 5% y el 10% de los adultos son portadores de la misma en la parte posterior de la nariz y garganta.

Se transmite a través de sexo oral, besos  o contacto cercano aunque no se está en conocimiento de las rutas del contagio si bien hay más brotes invasivos en hombres homosexuales y bisexuales en Europa, Canadá y Estados Unidos, con sexo oral.

-Mycoplasma genitalium, es una bacteria de pequeño tamaño, muy escasas dimensiones pero muy preocupantes. Se halló en 1980 y afecta, hoy día, entre el 1% y el 2% de las personas teniendo su campo de contagio en adolescentes y adultos jóvenes.

La M. genitalium es similar a la clamidia o gonorrea que es igual a tener una gran irritación persistente de la uretra y el cuello uterino. Este síntoma puede derivar en una enfermedad inflamatoria pélvica en la mujer y, en extremo, a la infertilidad.

Se trata con antibióticos azitromicina y doxiciclina.

-Shigella flexneri o shigelosis (o disentería de Shigella) se produce el contagio al entrar en contacto directo o indirecto con las heces humanas. Provoca calambres en el estómago y fuertes diarrea con sangre y mucosidad.

Se extiende entre homosexuales y bisexuales, principalmente en la década de 1970. Preocupa su resistencia a la azitromicina, fármaco que se usa al tratar la gonorrea.

-Lymphogranuloma venereum (LGV), causa infecciones muy fuertes según Christopher Schiessl, médico de la clínica One Medical en el vecindario de Castro, en San Francisco.

Se manifiesta como un tipo de grano genital temporal, ampolla o úlcera, para posteriormente invadir el sistema linfático del cuerpo. Puede presentarse como una enfermedad intestinal inflamatoria y conducir a anomalías crónicas y graves del colon y del recto, como fístulas y estenosis.

Se contagia en las relaciones homosexuales y bisexuales. El LGV incrementa el riesgo de contraer el VIH. Se recomienda el uso de preservativos cuando se practica sexo vaginal o anal y se trata con antibióticos tal que la doxiciclina.