Lo oculto en las religiones

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Uno de los elementos que más llama la atención dentro del mundo del misterio es, sin dudas, el de los símbolos y la simbología. Mal relacionado con el mundo del misterio pues también puede ser encuadrado dentro de la Historia, del Arte o de la Cultura.

Quizás los símbolos más recurrentes sean aquellos que tienen que ver con la religión y dentro de ella donde más simbología encontramos.

La cruz: es el símbolo más reconocido del cristianismo y tiene en la figura de Jesús de Nazaret, de Jesucristo, a una de sus figuras máximas. Representa su martirio y donde fue muerto por crucifixión. Son muy habituales en iglesias y templos de esta religión así como en sus libros sagrados.

Pez: es otro de los símbolos reconocidos del cristianismo, se entiende que proviene de la palabra Ichthys que es lo mismo que Iesous Christos, Theou Yios Soter, que es “Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador”. Igualmente por que se dice que los Apóstoles eran pescadores, pero pescadores de almas y de ahí que se grabara como uno de sus símbolos más característicos.

Luna Creciente con Estrella: es un símbolo del imperio Otomano que representa la renovación de la vida y de la Naturaleza según las creencias islámicas y el calendario lunar. Se relaciona como el matrimonio, con la unión con la estrella del Alba y estaría relacionado con los cinco principios del islamismo: fe, oración, limosna, ayuno y peregrinación a La Meca.

Hamsá: representa los cinco pilares de la fe islámica, es conocida también como la mano de Fátima, el nombre de una de las hijas del profeta Mahoma y que era/es un modelo para las mujeres musulmanas.

Om: es conocida como “Omkar”, Om o Aim, símbolo sagrado que representa en sanscrito o manta de la religión hindú. Es una suerte de oración relacionada con el conocimiento, un elemento de protección. Igualmente se relaciona con las tres divinidades más importantes hindúes: Brahma -el creador-, Vishnu -el reformador- y Shiva -el destructor-.

Svástica: representa lo sagrado, lo próspero, la suerte para los hindúes. Es el bienestar y símbolo muy importante.
-La estrella de David: la estrella de seis puntas o Hexagrama que se trata, realmente, de dos triángulos superpuestos pero inversos. Se relaciona con lo femenino o lo masculino, el cielo y la tierra; también está presente en otras religiones como la hindú donde, nuevamente, representa a la trinidad Brahma, Vishnu y Shiva.

La Menorá: pertenece a la religión hebrea donde es un candelabro nueve puntas y es un importante símbolo religioso. La Menorá es citada en el libro sagrado judío, en la Torá, se dice que fue “construido” por Moisés y tiene una gran antigüedad.
-Rueda de Dharma: o Dharmacakra, símbolo del budismo que se represente en un círculo, o rueda, que tiene que ver directamente con la figura de Buda.

Flor de Loto: representa el crecimiento espiritual, se considera el trono de Buda. La flor simboliza el corazón y las virtudes de Buda.

Pentagrama: perteneciente a la religión Wicca o Pentagrama, es la estrella de cinco puntas, es un elemento que simboliza lo femenino, se asocia con Venus; es muy importante en esta religión y son los cinco elementos: espíritu, agua, aire, fuego y tierra.

Yin Yang: Diagrama Tai-Chi, es el símbolo cósmico del Taoismo, representa la unión de las fuerzas del universo, energías opuestas, lo masculino y lo femenino, lo positivo y lo negativo, el Cielo y La Tierra, el Bien y el Mal.

Símbolos del Islamismo

Capítulo aparte merece, por desconocido, el siguiente pues dentro de las religiones la que se profesa en los países musulmanes. Dentro de esa religión nos encontramos con los pilares del Islam, cinco pilares básicos y principales.

Estos cinco pilares son el testimonio de la fe, la Oración, el Zakat -Ayuda a los Pobres-, ayunar durante el mes del Ramadán y la peregrinación a la Meca una vez en la vida.

Testimonio de Fe: Se trata de decir con fe y convicción “la Ilaha illa Allah, Muhammad rasúl Allah” esto significa: “No existe dios verdadero sino Allah, y Muhammad es el mensajero de Allah”, de donde nadie tiene derecho a ser adorado sino Dios y Dios no tiene colaboradores, ni socios. El testimonio de fe se llama “Shahadah”, una fórmula simple de mucho peso dentro del Islam.

La oración: En el ámbito musulmán la oración es muy importante, tanto que la oración se realiza cinco veces al día siendo la conexión entre Dios y el creyente. A través de la oración la persona siente paz interior, felicidad, el reconfortar y Dios está complacido con ella. Las oraciones se realizan al amanecer, al medio día, a media tarde, al ocaso o a la noche. Da igual el sitio, el lugar, cuando se trata de la oración.

Zakat: Todas las cosas pertenecen a Dios y la riqueza por sido dada por Él a los seres humanos, que sólo son depositarios de las mismas. El Zakat es purificación y crecimiento y es “dar un porcentaje especificado sobre ciertas propiedades a ciertas clases de gente necesitada”. En la caridad la persona da tanto como pueda.

Ayunar en el mes de Ramadán: durante el mes de Ramadán se ayuna desde la salida del sol hasta la puesta del mismo, igualmente el no comer (ayuno), beber o tener relaciones sexuales. El ayuno es beneficioso para la salud y es un método de autopurificación espiritual, abstenerse del confort de la vida terrenal.

Peregrinaje a la Meca: es una obligación que hay que cumplir al menos una vez en la vida, allí -anualmente- acuden muchos millones de personas. Es el llamado Havy que comienza el duodécimo mes islámico de su calendario. Normalmente los varones visten dos piezas de tela, no hay distinciones culturales o de clases pues se presentan a Dios sin que hubiera diferencias.

En este peregrinar a La Meca se dan vueltas a la Kaabah en siete ocasiones e ir en siete ocasiones de Safa y Marwa tal y cómo hiciera Hagar madre de Ismael cuando buscaba agua. Allí se pide a Dios por su misericordia. Son muy comunes las vestimentas blancas y la montaña de Arafa donde se pide por la misericordia divina que nos recuerda cómo será el Día del Juicio. Dentro del Havy destaca el Eid-al-Adha, con oraciones comunales; el Eid-al-Fitr, que señala el final del mes del Ramadán.

Son los cinco pilares del Islamismo, cinco pilares que tienen una significación muy especial para los practicantes de esta religión, cinco pilares que se cumplen de forma obediente e indiscutible para cumplir adecuadamente con los preceptos de esta religión.