cadiz cf

Los cañones que protegen nuestras calles

CADIZ DIRECTO / @ManoloDevesa.- Vamos callejeando. Fijándonos en los pequeños detalles que hacen de nuestra pequeña ciudad un gran reclamo. ¿Se han fijado en algunas esquinas de nuestras calles? ¿Han visto esos llamativos pivotes de color negro, algunos de ellos metalizados que se le asoman? Hoy les hablo de su origen.

Vamos a hablar con propiedad. Se llaman guardacantones y en su día formó parte de la artillería pesada para la batalla de Trafalgar (1805) y los tiempos en que las tropas napoleónicas intentaron invadir nuestra ciudad (1810-1812). Porque en realidad eran cañones que tiempo después se decidió reciclar tras rescatarlos del fondo de la playa de La Caleta o del saco de la Bahía de Cádiz.

Que se preguntarán ustedes ¿para qué recuperarlos? ¿cómo reciclarlos? Los cañones reconvertidos en útiles guardacatones servirían para proteger los cimientos de los edificios por donde en su día rozaban los ejes de los carromatos que pasaban sobre todo en las estrechas calles gaditanas.

Dos curiosidades: no crean que esos cañones son tan pequeños como lo ven. Porque en realidad muchos esconden bajo tierra más de la mitad de lo que vemos. Y si tiene usted la curiosidad de saber de cuantos disponemos en Cádiz, lea bien: 114. Con lo que podrá imaginar la cantidad de ellos que se guardaban. No todos en igual estado de conservación ya que los mejores nos lo encontramos en la Plaza Mendizábal y el Palacio de la Diputación. Por cierto, el único cuya boca de fuego apunta hacia abajo.