Los desconocidos petroglifos de la Isla de Pascua

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Muchas personas han escuchado hablar de los famosos moais de la Isla de Pascua, del llamado ‘Ombligo del Mundo’ o Rapa Nui. Sin embargo pocos son los que conocen otro de los misterios que encierra la isla: sus desconocidos petroglifos.

En esta remota isla chilena, a casi 4.000 kilómetros de la costa de Perú, surgió una cultura -aún por determinar su origen, posiblemente de polinesia- que construyó una serie de cabezas que miran al interior de la isla y que derivo en una guerra entre los denominados ‘orejas cortas’ y los ‘orejas largas’, incluso derivó en el canibalismo. Todo empeoró con la llegada de los europeos a aquella isla llevando enfermedades consigo para las que no estaban preparados aquellos nativos y su sistema inmunitario, como la viruela o la sífilis.

Pero hay otras interesantes figuras que nos muestras grabados, petroglifos, por todo el objeto, imágenes como peces, tortugas marinas y a Makemake, dios supremo de los nativos de la isla.

El número de petroglifos es elevadísimo en la isla, más de 4.000 grabados que están -parece- relacionados con un ancestral rito anual rendido al ‘Hombre Pájaro’, por el cual se nadaba aun islote cercano llamado Motu Nui, allí se recogía un huevo de charrán sombrío -un pájaro- para posteriormente escalar un escarpado acantilado. El ganador de la competición, Tangatu Manu, tenía una serie de privilegios y el orgullo de su tribu.

Es sólo uno de los misterios de Rapa Nui, como también están las tablillas con la enigmática escritura Rongo Rongo.