Los falsos hijos de Luis XVI

El principe Luis Carlos hijo de Luix XVI
El principe Luis Carlos hijo de Luix XVI

 

CÁDIZDIRECTO/J.M.García Bautista.- El último Capeto moría guillotinado en Francia en un negro día de 21 de enero de 1793, era el rey Luis XVI cuyas actuaciones fraguaron el descontento popular que dieron con sus huesos, y su cabeza, en la Plaza de la Revolución de París.

A partir de ese momento muchos fueron los hijos, o “delfines”, que surgieron. Su único hijo legítimo, nacido del matrimonio real, fue Luis Carlos, el príncipe que permanecía encarcelado en la prisión parisina del Temple desde 1792 hasta en momento de su extraña muerte.

Fue así como surgieron los otros “delfines” que reclamaban la herencia del rey, nada menos que más de cuarenta personas reclamaron ser hijos de Luis XVI y María Antonieta.

Juan Marie Hervagault fue uno de ellos. Era, en realidad, hijo de un sastre, pero él afirmaba que a la cárcel del Temple se envió un caballo de cartón piedra para que jugara el príncipe, en realidad el caballo escondía a otro niño con el que dieron el cambiazo para sacar al verdadero príncipe de la misma forma que entró su sustituto.

Hubo personas que lo creyeron pero dio con sus huesos en la cárcel al descubrirse el engaño.

Karl Wilhelm Naundorff, era relojero en Spandau (Alemania) y contó una historia que convenció a muchos. Dijo que era él realmente el príncipe Luis Carlos y que estando en prisión le dieron una droga y en su lugar pusieron un muñeco, luego lo sustituyeron por un niño sordomudo que -para eliminar pruebas- envenenaron.

Lo sacaron en un ataud que era para su doble y lo llevaron a la región de Vandea; y había decidido que era el momento de recuperar su trono. Murió en 1845 sin que se le concediera nada aunque sus descendientes sigue reclamando el reconocimiento.

Pero no es sólo un caso aislado, hubo otros muchos personajes de la Historia a los que le salieron hijos y herederos,pero eso es ya otra historia.