Los orígenes de las Cofradías de Cádiz

veracruz 1861
Cofradía de La Veracruz

 

CÁDIZDIRECTO.- Hasta el Cádiz medieval no tenemos constancia de la existencia de ninguna Hermandad o Cofradía en la ciudad, si bien es verdad, que toda la documentación desapareció con el asalto del Conde de Essex en 1596.

Los escritos lo único que nos cuentan es que en éstos años la ciudad tenía las Ermitas de la Misericordia, de Santiago y Santa María, en sus correspondientes arrabales. Más la de San Sebastián, de Santa Catalina, Candelaria, San Roque, a la entrada de Cádiz por lo que hoy es Puerta Tierra, la del Rosario, y la de Los Remedios, pasando ésta a ser en 1566 el Convento de los Padres Franciscanos.

Los primeros datos sobre cofradías en Cádiz la encontramos en la Historia de Agustín de Horozco, en el año de 1591:

“Nueve son las cofradías que sacan pendón en las procesiones generales de la iglesia mayor do están dos, la del Santísimo Sacramento y de las Ánimas. Otras dos en San Francisco, la de Vera Cruz que es de disciplina y la de San Telmo. En el convento de Recogidas la de Santa Lucía; la de la Misericordia en su hospital, con la de Nuestra Señora del Rosario y la de San Lázaro. En San Roque hay otra de Nuestra Señora de las Mercedes  y de un año a esta parte se ha tomado otra nueva devoción con el glorioso y bienaventurado San Diego y sus aficionados y devotos han fundado cofradía suya con tanto fervor que se ha extendido a los que los demás, teniendo sus insignias y pendón…”.

A los pocos años, más concretamente en 1598, nos amplía con el siguiente relato:

“Las Cofradías que tienen demanda pública que sacan insignia y pendón en las procesiones son dieciséis, repartidas de esta manera .Las cofradías del Santísimo Sacramento y de las Ánimas del Purgatorio en la iglesia mayor. En el convento de Santa María de la Concepción la de aquesta advocación. En San Franciscola de la Vera Cruz, de San Telmo, San Diego, los nazarenosy de Nuestra Señora de Loreto. En el monasterio de las Agustinas de Nuestra Señora de la Candelaria. En el hospital de la Misericordia la de este apellido y la de San Lázaro el mendigo. En la ermita de San Roque la de aqueste santo y la de Nuestra Señora de la Merced. En las ermitas de San Sebastián y Santa Catalina en cada una la de su advocación. En el Rosario la de los hermanos morenos. Todas estas cofradías se han sustentado i servido i se van las más dellas volviéndose a servir con lo que cogen y se les da de limosna…”.

Aunque no existe apenas documentación, siguiendo el rastro a través del registro de protocolos notariales se  confirman la existencia de las siguientes a finales del siglo XVI, con mayor certeza documental:

-Santísimo Sacramento.

-Animas del Purgatorio.

-Santa María.

-Veracruz.

-San Telmo.

-San Diego.

-Jesús Nazareno.

-Nuestra Señora de Loreto.

-Nuestra Señora de Candelaria.

-San Lázaro.

-San Roque.

-Nuestra Señora de las Mercedes, San Crispín y San Crispiano.

-San Sebastián.

-Santa Catalina.

-Nuestra Señora del Rosario.

-Dulce Nombre de Jesús.

-Ángel de la Guarda.

 

humildad
Humildad y Paciencia de Nuestro Señor Jesucristo

 

Con el avance del siglo, se van originando más Hermandades, y en 1636 ya tenemos a San Miguel de la Santa Caridad, Entierro de Cristo, Humildad y Paciencia de Jesucristo, Nuestra Señora de la Cabeza, Santa Lucía, y el Niño Jesús.

Miremos atrás en el tiempo, con la curiosa descripción que nos hacía Álvaro Picardo de la Cofradía Vera Cruz:

…los hermanos de luz y los de sangre irían vestidos con túnicas largas y el escudo de la Cofradía, cubiertas las cabezas con lo que hoy denominaríamos gatos, predominando en el cortejo los disciplinantes que se aplicaban en azotarse las espaldas desnudas, produciéndose el efecto de copiosa sangría, remedio, por otra parte, bien frecuente en la terapia de la época….”