Los otros diluvios universales

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- El séptimo arte, el cine, ha puesto de moda nuevamente el legendario tema del Diluvio Universal. un castigo divino que penalizaba ejemplarmente a la especie humana pero ¿ha habido más “Diluvios Universales”.

A lo largo d ela Historia, y la Leyenda, se ha contado nada menos que 168 hechos legendarios que nos hablan de inundaciones catastróficas en una remota antigüedad.

Los indios americanos tienen la nada desdeñable cifra de 58 relatos referentes a inundaciones que provocaron los dioses o su dios, curiosamente son relatos que están relacionado e interconectados entre sí y todos tienen una raíz común: el comienzo de una día lluvioso que se convierte en un Diluvio y aniquila a la especie humano sólo sobreviviendo a ello los elegidos por los dioses.¿Les suena?

Pero hay más, el Llyn-Llyn o “Mar de mares” en el mito gaélico narra una inundación que ahoga a todos los habitantes de la zona.

Los rusos tienen leyendas que nos hablan de como la Tierra descansaba sobre cuatro ballenas que al morir una desencadenó una terrible tormenta que destruiría el planeta.

Los hindúes tienen su propia versión del Diluvio con Visnú de protagonista pues salva a la Tierra y sus habitantes en tres ocasiones tras tres diluvios.

En China se habla de un gran Diluvio en el que mueren muchas personas y sobreviven Fushi y Nukua gracias a sus cuerpos de pez.

En México se narra la leyenda de un hombre y una mujer que se salvan del Diluvio gracias a que se encerraron en una cesta de madera.

En Grecia y su rica mitología hablan de cómo Zeus decidió castigar a los hombres por su depravación y degeneración. El castigo que eligió el dios griego fue una Diluvio que acabara con todos salvo con el rey de Tesalia, Dacaulión y su esposa Pirra gracias a que les indicó que construyeran una nave y se metieran en ella. Aquella nave estaría a la deriva nueve días y a los nueves días encallaría. Así fue haciéndolo en el monte Parnaso. Zeus indicó a estos supervivientes que regeneraran la especie humana arrojando piedras en el suelo de las cuales surgieron, hombres y mujeres.

En Mesopotamia y su fascinante cultura encontramos en las tablillas de Nínive como se origina un Diluvio, comenzó por unas gotas de agua que aniquiló a los malvados. El héroe de esta epopeya es Gilgamés aunque el protagonista es Utunapistim que sobrevive gracias a que sube a bordo de un arca que había construido a toda su familia. Tras siete días de fortísima lluvia logran arribar a tierra y salvar sus vidas. Eso sí: previamente el héroe lanzó desde el arca a una paloma, un vencejo y un cuervo.

En el cristianismo y el Antiguo Testamento tenemos el terrible castigo de Dios al hombre por su arrogancia y depravación, sólo salvaría a un hombre justo y su familia, Noé, que le encargó fabricar un arca de madera de unas colosales medidas donde introduciría a una pajera de cada animal y durante 40 días y otras tantas noches navegaría a la deriva hasta embarrancar con tierra en el monte Ararat, previamente hizo como Utunaspitim: lanzó un cuervo y una paloma… El resto de la historia es conocido.

Toda leyenda contiene el germen de la verdad y posiblemente todos estos relatos “legendarios” que he buscado nos lleven a pensar que antaño este planeta nuestro vivió varios diluvios, locales, incluso antes de esta “primera” Humanidad conocida.