Los OVNIs y los Marine de los Estados Unidos

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Siempre se ha dicho que los mejores expedientes X que se pueden tener están en manos del Ejército. El hermetismo que rodea a los militares haces que sea especialmente difícil acceder a esa información.

Casi dos años después de filtrarse la noticia, al prestigioso diario New York Times de la existencia del Programa Avanzado de Identificación de Amenaza Aeroespacial del gobierno de los Estados Unidos (AATIP, por sus siglas en ingles), surge una información que relaciona los OVNIs en el cuerpo de Marines.

AATIP realizaba investigaciones OVNI de encuentros con aviones militares estadounidenses y objetos desconocidos. Desde el Departamento de Defensa de los Estados Unidos se reconoció que programa era real y que se habían investigado los llamados fenómenos aéreos no identificados.

Luis Elizondo, antiguo responsable del AATIP, dijo que la existencia de naves de procedencia desconocida, viajando a velocidades de hasta 13.000 km/h, han sido probadas “más allá de toda duda razonable”, “aviones” extremadamente avanzados de “extrema maniobrabilidad y velocidad hipersónica”.

El último en unirse a toda esta corriente de opinión oficial ha sido Nick Karnaze, ex soldado del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos que sirvió en Afganistán como oficial de Inteligencia.

Es él quién indica que los OVNIs que tienen forma de cigarro irían más allá de ser un un programa militar clasificado. Estos OVNIs largos, delgados y con forma de serpiente, se grabaron el mes junio en el desierto de Mojave, Colorado y el estado de Washington.

“Es interesante porque si asumimos que este podría ser un programa gubernamental potencialmente clasificado, esperarías que ese tipo de objetos estén restringidos a ciertas áreas” explicaba Karnaze.

“Pero ahora tenemos informes de varios países del mundo de testigos que han visto objetos similares. Para mí, indica algo potencialmente más allá de un programa clasificado porque, nuevamente, en la comunidad militar solo vas a probar esos programas clasificados en ciertas áreas. Si está implementando esa tecnología, tendrá mucho cuidado en dónde la efectuarían. Las probabilidades de que desplieguen eso en un país aleatorio fuera de cualquier zona de guerra abierta o cualquier amenaza presente para Estados Unidos, para mí, sería muy inusual”.

Sobre su calificación –de OVNI o no– decía: “Al descartar los programas militares clasificados, realmente permite que la imaginación se vuelva loca con lo que podrían ser estos objetos”.

¿Saben las autoridades más de lo que afirman en todo lo que es el fenómeno OVNI? Posiblemente SI.