¿Quién fue el maestro de Sijena? Un crimen de hace 500 años lo resuelve

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- En el interior del monasterio de Sijena, en Huesca, se encuentra la pista de un misterio de hace cinco siglos, si bien es conocido, además, por el expolio al que se vio sometido con un traslado ilegal de obras de arte a Cataluña.

De entre el material expoliado se encuentran legajos de la época, protocolos notariales, algunos de ellos tan importantes que han permitido dar solución a al enigma de la identidad del Maestro de Sijena.

Todo tiene su origen en un crimen cometido hace 500 años en la comarca de Huesca cuando una mujer murió degollada y se levantó acta por parte de la priora del monasterio de Sijena.

El nombre de Rodrigo de Sajonia -que no era su apellido- destaca sabiendo de él que tenía acento extranjero, de ahí su nombre, y que habría sido un artista de la época.

Gracias a todo ellos los investigadores de la universidad de Zaragoza congregados en torno al proyecto Artífice han logrado reunir más datos del Maestro de Sijena. En la pintura encontramos elementos que no había llegado a España en la época teniendo una muestra en el retablo mayor de Sijena en el que podemos encontrar imágenes, figuras, en las que se emplearon tinta ferrogálica, que eran muy utilizadas en los Países Bajos y en Alemania.

El retablo se desmontó en el siglo XVIII y se hallan partes en Cataluña, Toledo, Madrid y hay una parte en Estados Unidos. Hoy se sabe un poco más del Maestro de Sijena.