Crece la marejada reivindicativa en Cádiz con la creación de la ‘Marea Café con Leche’

CÁDIZDIRECTO/R.J.- La marea sigue subiendo y los vientos que vienen soplando en los últimos tiempos hacen que el mar se encabrite un poco más. Las olas rompen fuerte contra las murallitas de Cádiz y los salpicones se cuelan por la plazas y las avenidas hasta llegar los hospitales, las escuelas, los hogares, los bares… El tsunami aún está muy lejos, pero la marejada es ya una realidad.

Una marejada reivindicativa que se ha instalado en Cádiz y que es fiel reflejo del descontento y desasosiego, cada vez más generalizados, que numerosos sectores de la sociedad sufren en la actualidad. Y sirvan como ejemplo las movilizaciones y protestas que se han llevado a cabo durante los últimos días de una semana que aún no ha acabado y que guarda la traca final para este domingo.

La Marea Verde clama, altavoz en mano, por el derecho a una educación pública de mayor calidad en la Plaza Mina. La Marea Blanca guerrea, en el Falla y en la calle, camino del Puerta del Mar, en defensa de la sanidad pública que ha sufrido un preocupante retroceso a causa de los recortes y las privatizaciones encubiertas. El martes, la plaza del Palillero volvió a convertirse en la mesa de debate de los integrantes de la de Marea de Pensionistas, que sigue buscando la fórmula que le permita aspirar a una renta vitalicia digna tras años de trabajo. Uno para todos y todos para uno.

Además, la semana ha venido acompañada del nacimiento de una nueva plataforma ciudadana que se suma a la batalla. Un grupo de trabajadores del sector de la hostelería que, como recogen en su página de Facebook, se han unido para “enfrentarnos a los abusos que sufrimos: trabajar sin dar de alta, horas extras sin cobrar, sueldos de miseria, precariedad absoluta…”.

Se han organizado bajo el nombre de la ‘Marea Café con Leche’ y hacen un llamamiento a todos los que compañeros camareros, cocineros, limpiadores, pinches, repartidores… que estén “hartos” de unas condiciones laborales abusivas. “Haz valer tus derechos. Movilízate”.