El misterio de la ‘Biblia del Diablo’

CÁDIZDIRECTO.- Es uno de los objetos más raros que se pueden encontrar y con el nombre más evocador: la “Biblia del Diablo”. Así se denomina a esta conjunto, a este libro, formado por 310 pergaminos realizados con piel de burro y con un grosor de 22 centímetros, 90 centímetros de largo y 50 centímetro de ancho con un peso total de 75 kilos.

La “Biblia del Diablo” también es llamada “Codex Gigas” o “Libro Gigante” en su interior se puede leer parte del Antiguo y Nuevo Testamento, dos obras de Flavio Josefo, las “Etimologías” de Isidoro de Sevilla; “Ars medicinae” (“El arte de la medicina”); “Chronica Boëmorum” (“Crónica de los bohemios”) del siglo XII, de Cosmas de Praga y un calendario, entre otros.
El libro es uno de esos objetos raros, extraños, que podemos encontrar en el mundo y se encuentra ricamente ilustrado con dibujos, aunque el que más llama la atención es uno a página completa que representa a Lucifer, de ahí su nombre.

La leyenda cuando que en el año 1230, en la localidad checa de Podlažice, en el interior de un monasterio benedictino, los monjes guardaron votos de castidad y obediencia, pero un monje iba a ser juzgado por ser vanidoso e iba a ser emparedado vivo. El acusado se ofreció a escribir un libro para redimir sus pecados, lo haría en una sola noche y sería el libro más grande nunca visto. Sus compañeros aceptaron la propuesta y el monje comenzó a escribir hasta tener adormecida la mano. Al darse cuenta de lo imposible de su misión pidió a Lucifer que le ayudara, a cambio él le entregaría su alma.

De esta forma el monje perdió el alma y el diablo aceptó ayudarlo. La gratitud del monje fue tal que dibujó en una de sus páginas la cara de Lucifer, si bien otros piensan que se trata de un autorretrato del mismo.

Realmente la “Biblia del Diablo” fue realizada en un periodo de 10 años aunque tuvo una preparación aún mayor. Hoy se la considera una obra maestra.