El misterio de la tumba cuyo esqueleto estaba boca abajo

CÁDIZDIRECTO.- Un sorprendente hallazgo se ha producido en Schüpfen, Suiza, cuando unos obreros han descubierto una fosa llena de esqueletos humanos mientras construían un garaje subterráneo junto a la tapia del cementerio.
No era algo inesperado pues la proximidad del camposanto podía originar algo así, lo sorprendente ha sido el número de cuerpos: 342, de entre los siglos VII y XVII.

Quizás lo más sorprendente ha sido el encontrar que uno de ellos, más alejado del resto de cuerpos, estaba colocado boca abajo y además tenía un cuchillo , restos de una bolsa y 24 monedas corroídas que han derivado en una masa de metal.
Se trata de explicar la posición del cuerpo, para unos es debido a la celeridad con la que fue enterrado o debido a un enterramiento inmediato. Por otra parte hay quién afirma que pudiera tratarse de alguien acusado de prácticas satánicas o acusado de vampiro y que fuera enterrado de esta forma para que nunca encontrara la superficie, algo que es común en algunos enterramientos de pretendidos “vampiros”, brujo o  también que pudiera ser un suicida.

Christian Weiss , experto en numismática de los Servicios Arqueológicos del cantón suizo de Berna, indicaba: “Es posible que fuera un comerciante de viaje, porque hemos encontrado monedas de distintas regiones. En conjunto, las monedas son realmente sólo una pequeña suma. No hay nada en la bolsa de un valor equivalente a, por ejemplo, un billete de cien francos de hoy”.