Captan misteriosas señales de radio procedentes de nuestra galaxia, de la Vía Láctea

Una nueva fuente de señales de radio ha sido detectada en nuestra Galaxia, en la vía Láctea, del centro de la misma y que no tienen una correspondencia con ninguna pauta conocida de este tipo de señales, de este tipo de fuentes de radio.

En un artículo publicado en la prestigiosa revista Astrophysical Journal Ziteng Wang, autor principal del artículo y estudiante en la Escuela de Física de la Universidad de Sydney (Australia) decía: “La propiedad más extraña de esta señal nueva es que tiene una polarización muy alta”.

Así, según Wang, la luz oscila sólo en una dirección pero la misma dirección rota con el tiempo “el brillo del objeto también varía sustancialmente, por un factor de 100, y la señal se enciende y se apaga al parecer al azar”.

ASKAP J173608.2-321635

A este fenómeno desconocido -por el momento- se le ha dado el nombre de ASKAP J173608.2-321635 y desde enero de 2020 se ha detectado seis meses entre ese mes y septiembre del mismo año, desapareció y volvió a aparecer el 7 de febrero de 2021 con el enigma científico que ello supone.
Se sabe que la Vïa Láctea tiene en su centro un agujero negro, es algo común en casi todas las galaxias -que también se desconoce la razón-, este agujero negro es de una gran magnitud y en esa región hay una amplia y densa aglomeración de estrellas entre las que también se incluyen las gigantes rojas, super gigantes o los gases extremadamente calientes y muchas señales de radio que sería una gran tarea el poder clasificarlos.

Este tipo de estrellas pueden emitir luces variables en todo lo que es la gama del espectro electromagnético y se estudian sus diferentes variables pues en radioastronomía todo ello supone en amplio campo de investigación y de nuevos descubrimientos.

Te Interesa:  ¿Cómo Murió con Judas Iscariote?

Wang señaló sobre este nuevo misterio: “En principio pensamos que podría ser una púlsar -un tipo de estrella muerta muy densa y que rota- o también un tipo de estrella que emite enormes llamaradas solares”.

En la investigación Wang forma parte del equipo de la misma junto a científicos de Australia, España, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica y Francia; el radiotelescopio ASKAP en el este de Australia fue el que descubrió las señales.

Investigaciones sobre planetas extrasolares

Benjamin Pope, de la Universidad de Queensland (Australia) indicó que “desde hace mucho tiempo sabíamos que los planetas de nuestro propio Sistema Solar emiten poderosas ondas de radio cuando sus campos magnéticos interactúan con vientos solares, pero no habíamos detectado aún señales de radio procedentes de planetas situados fuera de nuestro Sistema Solar“.

Se considera que es un paso muy importante para la radioastronomía que podría conducir al “descubrimiento de planetas por toda la galaxia”.

“Ahora, los radio-astrónomos pueden ver simples estrellas antiguas cuando llevan a cabo sus observaciones y, con esa información, podemos buscar los planetas que rodean a esas estrellas” han indicado los autores de la investigación.

Se cree que podrían ser la conexión magnética de estrellas y planetas invisibles en órbita análogo a la interacción de Júpiter con la luna Ion: “No podemos estar seguros al cien por cien de que las cuatro estrellas en las que creemos que hay planetas son, en verdad, huéspedes de planetas, pero podemos afirmar que la mejor explicación para lo que hemos observado sugiere que existe una interacción entre estrella y planeta” matizaba Joseph Callingham, de la Universidad de Leiden y ASTRON.

Te Interesa:  OVNIs: ¿Qué información crucial desvelará Estados Unidos?

El radiotelescopio “Square Metre Array” en Sudáfrica facilitará la labor de estudiar todas esas estrellas distantes de nuestro planeta y otras que están a mayor distancia.

Nuevamente preguntas sin respuestas, el enigma histórico, que nos llevan de nuevo a querer saber si hay alguien ahí fuera.