¿Donde están los extraterrestres?

Una de las grandes preguntas que se hace el ser humano es si hay vida ahí afuera, si hay vida en otros puntos del Universo. Se calcula que hay casi 300 millones de mundos que tienen unas similares a la Tierra y la mitad de las estrellas similares al sol en nuestra galaxia tienen mundos rocosos en la zona de confort donde la vida es posible.

Natalie Batalha, astrónoma de la Universidad de California en Santa Cruz, indica que todos estos datos y posibilidades “es el resultado científico que todos estábamos esperando”, todo ello tiene que ver con la “Ecuación de Drake”, de 1961, esta fórmula matemática establece el cálculo del número de civilizaciones detectables en la Vía Láctea. Podría haber un número de estrellas parecidas al Sol sabiendo que la existencia de vida en nuestro planeta podría “ser una entre mil, o una entre un millón; nadie lo sabía realmente”, según Seth Shostak, astrónomo del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) no incluido en la investigación.

Empleando los datos de la nave espacial Kepler de la NASA, hasta 2018, se detectaron unos 2.800 exoplanetas, Jason Wright, astrónomo de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) decía “cuando los astrónomos hablan de encontrar estos planetas, todo el mundo habla de la Ecuación de Drake, ¿verdad? Todos tenemos eso en mente cuando hacemos este cálculo”.

Pese al conocimiento que se tenia sobre nuestro sistema solar, en 1961, los astrónomos desconocían si un mundo pudiera orbitar en estrellas que no fueran el sol pese a que ya se apuntaba a cuerpos, que eran los exoplanetas, podrían hacerlo y que ahora, en pleno siglo XXI, son muy comunes así, según Natalie Batalha es “un gran paso adelante. Eso es lo que nos dijo que había muchos sitios para la vida tal como la conocemos”. Pero el siguiente factor en la ecuación de Drake, el número de mundos habitables por sistema planetario, fue más complicado de calcular, dice Batalha.

Se calcula que el 20% de estrellas análogas al sol podrían tener planetas óptimos para tener vida y retener agua  y “es más alto de lo que pensaba. Siempre le decía al público, uno de cada cuatro, uno de cada cinco, este resultado es una sorpresa bastante agradable. Es probable que cualquier otra estrella similar al Sol, en promedio, tenga un planeta potencialmente habitable”.

Hay muchos factores que determinan si un planeta pudiera albergar vida o no, factores como los campos magnéticos, la atmósfera, el agua y la actividad tectónica de placas son muy importantes “este documento realmente ayuda a identificar exactamente cuántos lugares de vida podría haber.Y calculan la distancia más probable al planeta más cercano y terminan con nuestro patio trasero celestial” dice Jason Wright. Como dato curioso podemos afirmar que un planeta con estas características estaría a 20 años luz y cuatro deberían estar a 33 años luz.

¿Y los extraterrestres?

Hay mundos que son similares a la Tierra y orbitan en torno a muy diferente tipología de estrellas, así hay planetas rocosos y también los hay gaseosos que “podrían tener lunas forestales como Endor” de Star Wars o Pandora, por recurrir al cine.

Las matemáticas son importantes y se quiere que la fracción de mundos habitables en los que evoluciona la vida sea un factor determinable así en Marte o la luna de Júpiter, Europa, podrían podrían tener vida microbiana o nubes tóxicas sobre Venus “si sucedió más de una vez en el sistema solar, eso le da ese número bastante rápido”.

Si se encontrara un planeta similar a la Tierra demostraría que la biología ha repetido las posibilidades en nuestro Universo y que no estamos solos en el cosmos sabiendo que hay otros mundos habitados.