El enigma de la ‘bola gigante’ hallada en una playa de Japón

Actualizado:
Esfera gigante

Sorprendente hallazgo el que se ha producido en una playa japonesa y que se trata de una esfera de grandes dimensiones.

Sorprendente esfera

ha sido en la playa de la ciudad costera de Hamamatsu, a 200 kilómetros al suroeste de Tokio, y que se ha tratado de relacionar con las «esferas voladoras», denominadas como OVNIs y derribadas por cazas de los Estados Unidos.

Autoridades locales dieron orden a la policía y el escuadrón antibombas de trasladarse a ese punto costero de Enshuhama para investigar la misteriosa «esfera» que ha sido analizada y se sabe que es hueca y es una amenaza, los pescadores piensan que es un tipo de boya pero ya se le ha bautizado como «huevo de Godzilla», «boya de amarre» y OVNI «del espacio exterior».

La televisión pública NHK de Japón emitió imágenes de dos funcionarios en la playa de Enshuhama mirando la extraña esfera de metal oxidada de unas dimensiones de 1,5 metros de diámetro.

Se ha acordonado la playa y llevado a cabo exámenes de rayos X, sin revelar nada en particular o de interés. La persona que la descubrió, un deportista, indicó a los medios de comunicación que: «Traté de empujarla pero no se movía».

Tensión internacional

El clima de tensión en Japón es grande pues la pasada semana comunicó a China su malestar haber registrado vuelos de globos de vigilancia sobre su espacio aéreo y, tirando de archivo, registrando que estos se producen del 2019.

Posiblemente este tipo de información habría pasado desapercibida sino fuera por todo el conflicto de los globos «espías» de China así como la imposibilidad de determinar de qué se tratan realmente o a quién pertenecen y que, en diferentes medios de comunicación, han tildado de una «cortina de humo» para desviar la atención del accidente químico de un tren en Ohio (Estados Unidos).

El enigma de la «bola gigante» de Japón: ¿OVNI, boya o algo más?

El hallazgo de una esfera gigante en una playa de Japón ha desatado la especulación sobre su origen. Las autoridades locales han descartado que se trate de un artefacto explosivo, pero no han podido determinar a quién pertenece o para qué se utiliza.

Cabe recordar que la esfera, de unos 1,5 metros de diámetro, fue descubierta el 22 de enero por un pescador en la playa de Enshuhama, en la ciudad de Hamamatsu, a unos 200 kilómetros al suroeste de Tokio. El pescador informó a las autoridades, que acordonaron la zona y llevaron a cabo un examen preliminar.

Los expertos que examinaron la esfera determinaron que es hueca y está hecha de metal oxidado. También observaron que tiene dos puntos de enganche en ambos polos, lo que podría indicar que se trata de una boya.

Sin embargo, las autoridades japonesas no descartan que la esfera sea un objeto extraterrestre. De hecho, el descubrimiento se produjo pocos días después de que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos derribara dos objetos voladores no identificados en la costa de California.

El clima de tensión internacional también podría estar contribuyendo a alimentar las especulaciones sobre la esfera de Japón. El país asiático ha denunciado los vuelos de globos de vigilancia chinos sobre su espacio aéreo, lo que ha aumentado la sospecha de que la esfera podría ser un artefacto espía.

Por el momento, el enigma de la «bola gigante» de Japón sigue sin resolverse. Las autoridades japonesas han anunciado que continuarán investigando el objeto para determinar su origen y su propósito.

Algunas teorías sobre el origen de la esfera

Además de la teoría de que la esfera es una boya o un artefacto espía, existen otras hipótesis sobre su origen.

Una de ellas es que la esfera podría ser un objeto meteorológico, como un globo meteorológico o un globo sonda. Sin embargo, estos objetos suelen ser mucho más pequeños que la esfera de Japón.

Otra teoría es que la esfera podría ser un objeto artístico o una escultura. Sin embargo, su tamaño y su ubicación en una playa remota hacen que esta teoría sea menos probable.

También existe la posibilidad de que la esfera sea un objeto de origen extraterrestre. Sin embargo, esta teoría es la menos probable, ya que no hay pruebas que la apoyen.

¿Qué pasará con la esfera?

Las autoridades japonesas han anunciado que continuarán investigando la esfera para determinar su origen y su propósito. Si se determina que la esfera es un artefacto peligroso, podría ser destruida. Sin embargo, si se determina que es un objeto inofensivo, podría ser exhibida en un museo.

El hallazgo de la esfera de Japón es un misterio que podría tardar años en resolverse. Pero,  mientras tanto, seguirá alimentando la especulación y la imaginación de las personas de todo el mundo y haciendo hipótesis sobre su origen terrestre o extraterrestre.