El Pentágono crea una unidad especial para el estudio de los OVNIs

El tema de los Objetos Voladores No Identificados es algo serio, mucho más de lo que se podría pensar. No es un asunto únicamente restringido a aquellos que buscan OVNI sino que ya es parte de la Defensa de casa país.

Al menos así lo entiende el Departamento de Defensa de Estados Unidos que ha anunciado la creación de una unidad que se dedicará exclusivamente a estudiar los informes de fenómenos aéreos inexplicables que se den en su espacio, en sus cielos.

Detectar OVNIs

El AOIMSG o Grupo de Sincronización de Identificación y Gestión de Objetos Aéreos vendrá a sustituir al Grupo de Trabajo sobre Fenómenos Aéreos No Identificados de la Armada, teniendo como objetivo el ya referido.

La idea de trabajo oes unificar y sincronizar los esfuerzos del Pentágono junto con el toras Agencias “para detectar, identificar y atribuir los objetos de interés en el espacio aéreo de uso especial, así como evaluar y mitigar cualquier amenaza asociada a la seguridad de vuelos y a la seguridad nacional”.

Según el comunicado del Departamento de Defensa: “Las incursiones de cualquier objeto aéreo en nuestro espacio aéreo de uso especial plantean preocupaciones acerca de la seguridad de vuelo y de las operaciones” tomándose “muy en serio” todos los informes de avistamientos o encuentros con OVNI, por ello el avanzar en su investigación.

El Pentágono piensa implementar este nuevo programa en breve así como el establecer trabajo y estructura de grupo así como los recursos de los que dispondrá y su presupuesto.

Esta decisión es tomada debido al informe de la inteligencia de Estados Unidos en el que se abunda sobre la gran cantidad de avistamientos que hay en el país de estos denominados OVNIs o, recientemente rebautizados como UAPs, que no deja de ser lo mismo: Objetos Voladores No Identificados.

Te Interesa:  La increíble muñeca que camina sola conmociona internet

Explicaciones y realidad

La Armada dispone de cientos de informes oficiales de pilotos que se han encontrado con ecos No Identificados así como en las pantallas de los controladores aéreos o, incluso, desde tierra.

Más allá de explicaciones peregrinas como globos sondas, pájaros o drones así cómo plásticos y otros objetos que pudieran crear la confusión óptica pero no al radar. Igualmente de fenómenos atmosféricos naturales, desarrollos industriales nuevos o sistemas militares de países extranjeros de naturaleza desconocida (que es el principal miedo de Estados Unidos y lo que promueve todo este nuevo grupo).

Cómo se informó en CádizDirecto, entre los años 2004 y 2021 se recabaron 144 informes de avistamientos o encuentros OVNI por parte de personal militar siendo registrados por los sistemas de defensa así como por radares, sensores u otros dispositivos desarrollados para tal efecto.

De 144 casos hay 18 en los que se observaron patrones de movimiento y vuelo que eran extraños y que eran calificados como “desconocidos”, algunos expedientes más están siendo analizados y estudiados sin encontrarles respuesta oportuna. Estos OVNIs “parecían permanecer inmóviles arriba en el aire, moverse contra el viento, realizar maniobras bruscas o moverse a una velocidad considerable, sin medios de propulsión discernibles”.

Así Estados Unidos comienza un movimiento de estudio que ya tienen otros países o que provocará un efecto dominó.