El valle de las ciudades perdidas encontrado en el Amazonas

Uno de estos exploradores fue Francisco de Orellana, quien en 1541 lideró una expedición española en busca de El Dorado. Durante su viaje, Orellana se encontró con una serie de ciudades habitadas por miles de personas.

Actualizado:
Valle de las ciudades perdidas en el Amazonas.
Encuentras ciudades perdidas en la selva amazónica.

Un nuevo estudio, realizado mediante tecnología láser, ha revelado la existencia de un valle de ciudades perdidas en la selva amazónica. El hallazgo, que se ha producido en la región de Ecuador, ha abierto una nueva ventana a la comprensión de la historia de estas civilizaciones.

La selva amazónica es una de las regiones más inexploradas del planeta. Su densa vegetación y su clima tropical han dificultado durante siglos el acceso a sus secretos. Sin embargo, en los últimos años, la tecnología láser ha permitido a los arqueólogos penetrar en las profundidades de la selva y descubrir nuevos yacimientos arqueológicos.

En el caso del valle de las ciudades perdidas, el estudio, dirigido por el arqueólogo Stéphen Rostain, ha permitido identificar los restos de cinco grandes asentamientos, así como de numerosos caminos y campos de cultivo. Los análisis preliminares sugieren que estas ciudades fueron habitadas por miles de personas durante un período de al menos 1.000 años, entre los años 500 a.C. y los 600 d.C.

Los asentamientos están situados en una zona de la selva amazónica que, según los relatos de los primeros exploradores europeos, estuvo habitada por grandes civilizaciones. En el siglo XVI, Francisco de Orellana, uno de los conquistadores españoles, describió en sus crónicas la existencia de ciudades de miles de personas en la selva amazónica. Sin embargo, estas ciudades habían desaparecido cuando los exploradores europeos regresaron a la región en siglos posteriores.

El hallazgo del valle de las ciudades perdidas es un importante descubrimiento que arroja nueva luz sobre la historia de las civilizaciones del Amazonas. El estudio, que todavía está en curso, podría ayudar a comprender mejor el desarrollo de estas culturas y su relación con el entorno natural.

Orellana tenía razón: la selva amazónica albergaba grandes civilizaciones

La selva amazónica es una de las regiones más inexploradas del planeta. Su densa vegetación y su clima tropical han dificultado durante siglos el acceso a sus secretos. Sin embargo, en los últimos años, la tecnología láser ha permitido a los arqueólogos penetrar en las profundidades de la selva y descubrir nuevos yacimientos arqueológicos.

Uno de los hallazgos más recientes es el de un valle de ciudades perdidas en la región de Ecuador. Este hallazgo, dirigido por el arqueólogo Stéphen Rostain, ha revelado la existencia de una compleja red de caminos que conectaba diferentes asentamientos a lo largo de toda la selva.

Los análisis preliminares sugieren que estas ciudades fueron habitadas por miles de personas durante un período de al menos 1.000 años, entre los años 500 a.C. y los 600 d.C.

Este descubrimiento es importante porque confirma los relatos de los primeros exploradores europeos, que ya en el siglo XVI describían la existencia de grandes civilizaciones en la selva amazónica.

Uno de estos exploradores fue Francisco de Orellana, quien en 1541 lideró una expedición española en busca de El Dorado. Durante su viaje, Orellana se encontró con una serie de ciudades habitadas por miles de personas.

Sin embargo, estas ciudades habían desaparecido cuando los exploradores europeos regresaron a la región en siglos posteriores.

El hallazgo del valle de las ciudades perdidas arroja nueva luz sobre la historia de las civilizaciones del Amazonas. El estudio, que todavía está en curso, podría ayudar a comprender mejor el desarrollo de estas culturas y su relación con el entorno natural.