¿Es posible escuchar las voces de los difuntos?

Interesante estudio el que han realizado un grupo de científicos que han estudiado la razón por la que determinadas personas dicen poder escuchar las voces de los seres fallecidos o del más allá mientras que otras personas no pueden. El asunto no es baladí y ha sido publicado en la prestigiosa revista Science Alert donde se detalla la misma.

Según esta investigación todo se relaciona con la especial predisposición a lo que son los altos niveles de absorción en tareas, igualmente a las experiencias auditivas inusuales vividas en la infancia de la persona e, igualmente, a la elevada susceptibilidad de alucinaciones auditivas que tienen más presencia en personas que se denominan como médiums y que también dicen tener la capacidad de la clariaudiencia, algo que no es común en el resto de la población.

Este tipo de experiencias auditivas podrán ayudar mejor a la Ciencia a comprender el mecanismo de las alucinaciones auditivas perturbadoras y a las enfermedades mentales del tipo de la esquizofrenia que padecen pacientes aquejados de ella.

Estudio de la clariaudiencia

En el espiritismo es común el fenómeno de la clariaudiencia y la clarividencia, esta última da un paso más allá y permite al sujeto dotado de poder ver «entes» o «seres» que no pertenecen al plano físico siendo del mundo espiritual o del más allá-, esto lejos de contemplarse por la Ciencia como una superchería es visto como de gran interés.

Desde tiempos inmemoriales son muchos los datos que se tienen de brujos, hechiceros o chamanes que decían estar en contacto con ese otro lado y tener experiencias místicas o espirituales muy fuertes. Ahora los científicos usan esa fase para tratar todo lo que son experiencias patológicas alucinatorias que puedan explicar enfermedades como la descrita.

Te Interesa:  Fenómenos paranormales en el "tren" abandonado

Comprender ese mecanismo es muy importante pues las experiencias auditivas pueden determinar, con cierto grado de exactitud, que es lo que sucede en su interior y el desarrollo de angustia, ira, depresión, derivadas de la salud mental del afectado.

En relación a ello el psicólogo Peter Moseley, de la Universidad de Northumbria, indicaba: «Los espiritistas tienden a informar sobre experiencias auditivas inusuales que son positivas, comienzan temprano en la vida y que luego son capaces de controlar. Comprender cómo se desarrollan es importante porque también podría ayudarnos a comprender más sobre las experiencias angustiantes o no controlables de escuchar voces».

Voluntarios y espiritistas

Para realizar este estudio tuvo como coautor al psicólogo Adam Powell, de la Universidad de Durham (Reino Unido), para ello se reclutó a 65 médiums de carácter clariaudientes pertenecientes a la Unión Nacional de Espiritistas del Reino Unido y otros 143 personas de redes sociales con el fin de establecer diferencias entre aquellos que están dotados y los que no, estableciendo la diferencia entre los que escuchan las voces de los muertos y los que no.

De los estudios realizados se determinó que el 44,6% de los espiritistas escuchaban voces en su vida diaria y el 79% las tenía asimiladas por cotidiano en su vida. El 31,7% también informó de voces que eran externas. Los espiritistas -obviamente- tenían mayor creencia en lo paranormal que aquellos que no lo eran; igualmente no les importa lo que se pueda pensar de ellos.

«Nuestros hallazgos dicen mucho sobre el ‘aprendizaje y el anhelo’. Para nuestros participantes, los principios del espiritismo parecen dar sentido tanto a las experiencias extraordinarias de la infancia como a los frecuentes fenómenos auditivos que experimentan como médiums practicantes. Pero todas esas experiencias pueden resultar más de tener ciertas tendencias o habilidades tempranas que de simplemente creer en la posibilidad de contactar a los muertos si uno se esfuerza lo suficiente» explicaba el investigador Adam Powell.

Te Interesa:  Fenómenos paranormales en el 'Palacio Arizón', una leyenda de Sanlúcar de Barrameda

En líneas generales cabe destacar que la mayoría de los encuestados no sabían que era el espiritismo hasta que surgieron esas voces y buscaban las respuestas a sus experiencias. Los niveles elevados de absorción tenían correlación con la creencia en lo paranormal y en lo susceptible en cuanto a alucinaciones auditivas; con respecto a las alucinaciones visuales no hubo incidencia en ambos grupos. Así la escucha de lo imposible, de las voces de los muertos, podría ser debido a la presión al que son sometidos/as, el contexto social o, en su defecto, la creencia en todo lo paranormal. Aunque también es cierto que muchos de ellos abrazaban el espiritismo debido a esas experiencias inexplicables que tuvieron y que, en algunos casos, aún tienen.

Interesante estudio en el que se ha tratado de dejar a un lado la parte espiritual pero sin olvidarse de ella y que, tal vez, pueda ser la pista para abordar otros fenómenos similares.