Estados Unidos avisa que estamos ante “la mayor conspiración contra la salud”

La búsqueda del origen del coronavirus sigue siendo un tema que preocupa e interesa a muchas naciones, determinar su naturaleza real podría ayudar a comprender mejor ante que se está enfrentando el ser humano o las opciones de fabricar vacunas más eficaces.

En ese sentido se hizo un primer acercamiento a China, por parte de especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la que se pensó que, efectivamente, podría ser un fenómeno de zoonosis natural y que esa podría ser la causa. pero esta era sólo una fase de esa investigación.

Dificultades para OMS

En estos días pasados desde la propia Organización Mundial de la Salud se ha dirigido una petición formar para adelantar la siguiente fase de ese estudio sobre el origen del Covid-19 en el que se trataba de saber si tenía una relación directa con el laboratorio de cuarto nivel de Wuhan (China). La respuesta del gobierno del país asiático ha sido negativa y no permiten la misma pues indica que hay una manipulación política y que no se respetan los criterios de la Ciencia, según Zeng Yixin, subdirector de la Comisión Nacional de Salud de China.

En rueda de prensa Yixin indicó que la OMS quería centrarse en la posibilidad de una fuga del coronavirus del laboratorio de cuarto nivel como causa de la pandemia y eso es entendido por China como una “falta de respeto al sentido común y una muestra de arrogancia frente a la Ciencia“. Lo único cierto es que el gobierno chino negó el acceso nada más supon de las intenciones de la OMS. ¿Qué temen? Lo más fácil -si no se tiene nada que ocultar- es facilitar toda la investigación, este tipo de decisiones sólo invitan a sembrar más la duda y la sospecha.

Te Interesa:  Las siete vidas del Conde Saint Germain

Como no podía ser menos, Yuan Zhiming, director del laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan (cuatro nivel, es su nombre real), rechazó esta investigación así como las acusaciones que el origen de la pandemia estuviera en sus instalaciones y que el Sars CoV-2 hubiera salido del mismo: “el consenso general de la comunidad académica es que el coronavirus se generó de forma natural”.

Analistas internacionales precisan que de determinarse que el coronavirus salió de este laboratorio a China se le impondría fuertes sanciones así como indemnizaciones perdiendo el podería comercial y económico en el que se ha visto con el impulso de la pandemia.

Negativa china a una segunda investigación

Según indicó Zhiming ningún empleado o persona vinculada al Instituto de Virología se infectó del coronavirus y que en las instalaciones no se guardó ninguna cepa antes de diciembre de 2019 -esto es particularmente interesante pues nadie le precisó que hubiera “alguna cepa” antes de su aparición en esa fecha (?)-. Igualmente indicó que antes de esa fecha el Instituto de Virología no tuvo la oportunidad de estudiar el coronavirus, por ello “es imposible que se produjera una fuga del laboratorio P4”.

Todo ello tras que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestara que se quería llevar a cabo la segunda fase de los estudios sobre el origen del coronavirus con auditorías en el laboratorio, el mercado de Wuhan y otros puntos pidiendo la colaboración y transparencia a China. Además Tedros Adhanom subrayó que el país asiático aun no ha entegrado los fatos no procesados sobre el Covid-19 tal y como se pidió en enero-febrero de 2020 y que “socavaría las investigaciones para pocer aclarar como “nació” el virus”.

Te Interesa:  El misterioso origen de la Dama de Elche

En torno a ello, desde la Administración del presidente Joe Biden, en Estados Unidos, dentro del área sanitaria, se ha dicho que estamos ante “la mayor conspiración contra la salud” apuntando directamente a China y reafirmando las sospechas que desde el anterior presidente, Donald Trump, se cernió sobre el país asiático.

Aviso sobre las variantes

Tedros ha alertado sobre las nuevas cepas que “incluso más peligrosas que la Delta”, además expresó su temor: “Cuanta más transmisión, más variantes surgirán con el potencial de ser aún más peligrosas que la variante Delta, que está causando tanta devastación ahora. Y cuantas más variantes, mayor será la probabilidad de que una de ellas evada las vacunas y nos lleve a todos de vuelta al punto de partida”.

Enfatizó la importancia que todo el mundo esté vacunado pues es la única forma que todos estemos seguros: “Muchos países han demostrado y están demostrando que este virus puede controlarse con la combinación adecuada de medidas sociales y de salud pública, si se aplican de forma cuidadosa y coherente”.

El cumplimiento de las medidas puede “marcar la diferencia entre la vida y la muerte” y pedía, de nuevo, el reparto justo de las vacunas incluyendo aquellos países que menos poder económico tiene.