Extraños sucesos luctuosos en la «Isla de la Muerte»

Se trata de un particular resort de lujo sólo al alcance de muy pocos, sólo de aquellos que pueden pagar elevadas cantidades por pasar unas vacaciones en ella pero, lo desconocido, es que desde el año 2014 este paradisiaco lugar tiene una «leyenda negra» que hace que sea temido: dicen que está maldito.

Desde ese año se han producido en la isla numerosas muertes -algunas sin explicación- en diferentes turistas de otros tantos países.

La maravillosa isla es Koh Tao y causa furor en el turismo de lujo por todas las excelencias naturales que guarda y por el servicio que se presta en una isla destinada al turismo para ricos. Se la conoce en todo el país por los puntos que tiene para el buceo y por los paisajes marinos así como de su riqueza en vida marina. Sus arrecifes de coral son casi legendarios así como el poder nada junto a los tiburones ballenas o las rayas. Igualmente es el hábitat de reproducción de las tortugas carey y las verdes.

Destaca la zona de la bahía de Mae Haad o la playa de Sairee con toda su incesante actividad (sobre todo por las noches), los restaurantes y comercios dedicados al buceo. Otros puntos como la bahía de Chalok Baan Kao, con sus casas y villas, o sus playas paradisiacas con palmeras que parecen sacadas de una postal. Koh Nang Yuan es otro de los lugares que la élite de este tipo de turismo prefiere por sus vistas aunque si supieran de los hechos luctuosos que ocurren en ella tal vez se lo pensarían.

Te Interesa:  La desconocida historia de la Inquisición en Cádiz y los libros prohibidos andaluces

Muertes inexplicables

La primera víctima que se conoce en la isla fue el británico Nick Pearson que se le halló flotando, sin vida, en la bahía de Koh Taode, en 2014, bajo un acantilado de 15 metros, la Policía tailandesa indicó que se cayó o se tiró desde lo más alto e impactó con algo. Pero el patólogo Michael Biggs afirmó que el cuerpo tenía numerosas heridas e, incluso, alcanzaban cabeza, extremidades y la cara, todas ellas antes de la muerte por lo que se podía pensar que fue atacado.

En 2014 también se encontraron a dos jóvenes británicos, David Miller y Hannah Witheridge, fueron asesinados en la isla, a ella la había violado antes de asesinarla.

En 2015 murió la británica Christina Annesley, en esta ocasión por causas naturales al ingerir una fatal mezcla de alcohol y antibióticos. El cuerpo se dejó en un templo antes del examen forense por lo que el médico de la embajada del Reino Unido no aceptó aquellos resultados.

Otra muerte extraña fue la de Dimitri Povse al que se le encontró ahorcado en el interior del bungaló donde se alojaba. Podía parecer un suicidio pero se le encontró con las manos atadas a la cintura y se atribuye a la mafia local que opera en la zona.

Las últimas víctimas de esta extraña atracción con la muerte -provocadas o no- son las del magnate hotelero Rakeshwar Sachathamakul y su esposa Anshoo cuando se les encontró muertos en el resort. Llegaron a la isla acompañados de su hijo Ratish, tras registrarse fueron a la piscina mientras el chico prefirió dar un paseo por la playa, cuando llegó al hotel y accedió a la piscina particular contempló, con horror, como los cuerpos de sus padres estaban flotando en la piscina.

Te Interesa:  Fenómenos paranormales en la 'Casa encantada del Coronel' en Jerez

La Policía, como explicación, propuso, que uno de los progenitores pudo sufrir algún tipo de contratiempo mientras nadaba y el otro fue a ayudarlo pereciendo los dos. La Policía confiscó las grabaciones de vigilancia aunque, parece ser, que las cámaras no funcionaban en ese momento por lo que no serán de ayuda.