Fantasmas y sucesos extraños en el viejo poblado

No todos los sitios abandonados tienen espectros y fantasmas como muchos nóveles en esto del misterio o de la investigación pudieran pensar pero, cierto es, que hay lugares donde el “palpa” un ambiente que puede propiciar la sugestión y otros en los que los rumores son cierto y hay argumentos para pensar que, en su interior, habita lo imposible.

Así en el término municipal onubense de Calañas existe uno de esos lugares tocados por el halo del misterio y que se trata de un poblado completo, abandonado, que atiende al nombre de La Torerera (nombre erróneo al inscribir bien el original: La Torera). Caminar por sus frías calles, entrar en sus desamparados y solitarios edificios nos hace transportarnos en el tiempo a otra época en la que, quizás, la vida y la actividad fluyeron por cada uno de sus rincones.

Fenómenos paranormales

Amantes del misterio, buscadores de lo imposible o simples curiosos nos han referido en muchas ocasiones de las “excelencias paranormales” de este lugar si bien uno no lo comprueba hasta que no se encuentra en el mismo, un lugar que invita a pasar miedo y donde la objetividad del investigador debe brillar por encima de otras connotaciones subjetivas.

Cuenta la historia del lugar que “su nombre se debe a que el día antes de registrarse la primera concesión de este yacimiento, se celebró en la finca una fiesta campera donde una dama toreo una becerra y allí mismo decidieron ponerle el nombre a la mina: La Torera, pero por error al registrar dicho nombre quedó llamada como La Torerera”, allí podemos ver desde la instalaciones mineras hasta el poblado abandonado en la década de los 70 del pasado siglo XX.

Te Interesa:  Graban impresionantes sucesos paranormales en una casa encantada

Las investigaciones se prolongan a lo largo del tiempo allá donde diferentes buscadores de misterios han tenido la oportunidad de grabar psicofonías y otros sonidos extraños que carecen de explicación y que podrían tener relación con el pasado histórico del enclave, un enclave donde han sucedido otros hechos narrados por los propios testigos.

“Sombra de otro mundo”

Pero el sitio es interesante, desde un punto de vista paranormal, pues dicen los testigos que en su viejas ventanas despojadas ya de cristales, se puede ver pasar una sombra extraña, una “sombra de otro mundo” como la califica Nacho Miranda que junto a su compañera Isabel Durán pudieron ver “el pasar de una dama de blanco a unos 20 metros de distancia con traje de faena y que no reparó en nosotros ni en un nuestra presencia, es como si no estuviéramos. La llamamos pensando que era una mujer y fuimos hasta ella pues la podíamos ver cómo te vemos a ti, pero de difuminó ante nuestros ojos y con eso nos entró el pánico” pero como bien sabemos siempre hay que aplicar aquello de “una cosa es lo que dicen los testigos y otra cosa la realidad”.

Otras personas hablan de raps, sonidos rítmicos y repetitivos que parecen surgir de la nada o de la negatividad del sitio así como el “robo” de energía que sufren cuando permanecen más tiempo del debido allí. Igualmente se dice que se puede escuchar los martillos golpear sobre el yunque como lo hicieran hace décadas o el pisar de aquellos cuya presencia invisible se acerca al curioso que acude a ser testigo de estos sucesos.

Te Interesa:  La mansión Winchester: la casa 'más encantada' del mundo

Nuestra visita al lugar no mostró nada especial o anormal pero cierto es que en un sola visita no tienen por qué materializarse un fenómeno y que serán sucesivas visitas e investigaciones las que indiquen si allí hay más leyenda que realidad o, simplemente, lo paranormal habita este lugar mágico llamado La Torerera.