Fotografían al fantasma de una niña en el mítico Hotel Edén

En no pocas ocasiones son los viejos hoteles y hospitales lugares donde se manifiesta lo imposible, donde lo inexplicable se hace presente y son muchos los que tienen la oportunidad de sentirlo o vivirlo. Hay tantas reacciones como personas, desde los que huyen despavoridos hasta los que se quedan observando, como hipnotizados, por este fenómeno.

Uno de esos ejemplos lo tenemos en el primero de los edificios citados, en los hoteles. Ya se hablaba de experiencias terroríficas en edificios tales como el Hotel Roosevelt, con el fantasma de Marilyn Monroe o el Hotel Stanley, aquel que inspiró la mítica película de “El Resplandor”, todo un clásico en el cine de terror. Pero en este caso un nuevo suceso se va venido a sumar a todo este rosario de experiencias sufridas en otros edificios tales como los descritos, y ha sido en el legendario Hotel Edén.

Así el hotel Edén de La Falda es conocido desde hace mucho tiempo por los fenómenos paranormales que se vienen sucediendo en su interior teniendo hasta la identidad de uno de esos fantasmas que se aparecen en su interior, así la más conocidas es una niña.

Se sabe de ella que era la hija del médico personal del presidente Julio Argentino Roca y que tuvo una muerte prematura y que, curiosamente, era vista por otros niños haciendo gala, quizás, de esa sensibilidad que tienen los más pequeños para ver esas presencias que vienen del “otro lado”. Así fue una niña que visitaba el hotel Edén la que alertó a su madre sobre algo extraño que estaba viendo. La pequeña miró a su madre y le dijo: “hay una nena que invita a jugar en su habitación”.

En el hotel hay un guía llamado Ariel que le gusta recopilar todo este tipo de sucesos y fue a él a quienes se dirigieron los padres de la niña al que consultaron sobre las sensaciones que habían tenido y, sobre todo, por aquello que había visto la niña. Así les consultó a los progenitores si la pequeña era de percibir esas sensaciones siendo la respuesta fue negativa.

Pero no fue el único caso pues en otras ocasiones también a ocurrido elevando la pregunta a otro guía y otra familia. Fueron tantos los testimonios que llegaban que decidieron abrir una investigación en la que se determinó que en enero de 1898, Ana Jaime de Abarca, murió con sólo ocho años en el lugar a causa de tuberculosis. Tras ello fueron los empleados del hotel los que aseguran que habían visto una imagen tan clara de la niña, sobre todo la sucedida recientemente en una transmisión en vivo que se hizo desde el lugar y que mostró algo que dejó tremendamente impactados a los testigos.

La aparición más reciente

Fue aquella que encarnó Patricia Salto, turista de Buenos Aires (Argentina), que se interesó por hacer la ruta que se realiza, en la noche, por este mismo lugar. Fue ella la que, armada con su cámara, tomó una curiosa instantánea donde se puede ver lo que parece una niña asomada al filo de una puerta, curiosamente ese sitio exacto es el de la misma habitación donde murió la hija del doctor del presidente Roca.

“Es la foto más clara que tenemos de la habitación de la hija del médico, cuando nos llegó nos quedamos todos pasmados, nunca habíamos visto algo así”, decía la encargada del Hotel, Gabriela.

Otros empleados del Hotel Edén dicen haber vivido experiencias extrañas asegurando que durante la transmisión, al pasar por ese punto, ese acceso a la habitación, escucharon un grito de una niña que relacionaron con el fantasma infantil.