Impresionantes encuentros OVNIs en Cádiz

El fenómeno OVNI sigue estando presente en pleno siglo XXI pese a que sigue constituyendo un misterio difícil de solucionar desde que surgiera en 1947 sobre las montañas rocosas de Estados Unidos, sobre Monte Rainer, siendo Kenneth Arnold el aviador que dio la primera descripción moderna del mismo. Desde entonces mucho se ha escrito sobre este fenómeno que tuvo especial auge entre las décadas de los 60 y 80 del pasado siglo XX.

Cádiz es uno de los puntos de más activos de la península ibérica así como en toda Andalucía teniendo lugares como el cráter de la bahía como uno centro neurálgico de las observaciones que se producen. En 2020, año de la pandemia, han sido muchos los que se han tenido -obligatoriamente- que quedar en casa y tener tiempo así de mirar al cielo y observar todo lo que este muestra aumentando exponencialmente, en ese tiempo, las informaciones de personas que decían haber visto OVNIs y que, por definición, eran “cosas en el cielo que no se sabía lo que eran”.

Pero en este último tramo de año son muchas las observaciones que se han producido y el mes de noviembre y diciembre han sido particularmente activos. En el último fin de semana destacan una serie de avistamientos impresionantes. El primero de ello lo informa Eduardo Prieto cuando regresaba el ayer domingo, sobre las 19:00 h. desde Arcos de la Frontera a Cádiz y pudo ver “una especia de disco en el cielo, muy brillante, de tono anaranjando, no hacía ruido y llamaba la atención. En la carretera venía yo sólo y, es curioso, pensé que sería un bólido de esos que se han visto últimamente, pero aquello tenía otro aspecto, era como ovalado y tenía luces, no dejaba estela, no hacía ruido, y lleva una trayectoría de izquierda a derecha según conducía. Lo curioso es que en ese momento el coche me comenzó a temblar y la radio se volvió loca, me acordé de cuando Iker Jiménez contaba casos de este tipo y las anomalías que se siente. Yo doy hoy fe de todo ello”.

Eduardo añadía: “Me gustan estos temas pero jamás me ha pasado nada raro ni he vivido nada raro hasta que he vivido esto y es impresionante“.

Un nuevo avistamiento

El segundo avistamiento es el que tiene como protagonista a Carmen Valle y Jesús Jíménez quienes, por la noche, paseando por La Caleta, pudieron ver un extraño objeto: “Eran las 19:10 h. más o menos y pudimos ver una especie de brillo muy fuerte en el cielo, pensamos que podía ser una bengala o algo, pero aquella luz que comenzó a bajar, de repente, remontó el vuelo y comenzó a ir a en dirección oeste, daba pequeños saltos y cambiaba la coloración del rojo al verdoso, fue tremendo. Duró apenas un minuto o así y fue increíble”.

A mi pregunta de: ¿No le pudistéis hacer una grabación o una fotografía? Me contestaron: “Fue tan sorprendente y nos cogió tan de imprevisto que no caímos en coger el móvil y hacerlo, luego lo pensamos y lo lento que habíamos estado pero ya no tenía solución y no se le podía hacer nada, habíamos visto algo muy raro pero sólo tenemos nuestro testimonio de esto y nada más, hubiera estado bien tener fotos pero no es el caso”.

Curiosamente en la provincia de Sevilla también se vieron diferentes objetos voladores no identificados, tanto en la zona de la sierra como en la propia capital teniendo descripciones de los encuentros con estos OVNIs que, como en el caso de Cádiz, responden a que no tienen explicación posible y encajan con la definición de este intrigante fenómenos que, a finales de 2020, sigue dando muestra de su existencia.