Insólita y desconcertante lluvia de peces

No es un hecho de ciencia ficción ni tampoco una quimera, es algo que se ha producido en recientes fechas en la localidad de Texarkana (Texas, Estados Unidos) y que sorprendió a los habitantes de esta zona.

Fueron muchas las comunicaciones de vecinos que decían que «estaban lloviendo peces del cielo» y la incredulidad de los agentes de Policía iba en aumento a medida que se acumulaban las llamadas. Lo que parecía que podría ser una llovizna propia de la época del año se acabó convirtiendo en un «hecho forteano», algo imposible de creer y que, sin embargo, estaba ocurriendo.

Se trataba de pequeños peces que caían del cielo, cabían en la palma de la mano y se especula que la razón pudo ser que fueron recogidos por una tormenta para caer en tierra a medida que pedía «fuelle» la misma.

Explicaciones a un hecho desconcertante

No es la primera vez que se registra lluvia de peces, en su día Charles Fort, con sus publicaciones, recogió muchas de ellas pero, hoy día, sigue asombrando. Es «poco común» y el «pequeño tamaño de los peces» propició que el vórtice en el centro de las trombas de agua marinas puedan recoger peces livianos y otros objetos, al perder energía la tormenta todo ello se acaba precipitando sobre el suelo llamando la atención.

Según National Geographic las corrientes ascendentes son muy fuertes y en época de trombas marinas puedes «capturas» a peces, pequeñas ranas o pájaros y hasta serpientes, cuando estas caen a tierra provoca el miedo, la sorpresa o la inquietud en los ciudadanos.

Según la KSLA -afiliada a CNN- la ciudadanía estaba «desconcertada», en este sentido Tim Brigham indicó que al ver la lluvia de diminutos peces pensó que eran «algo muy bueno» añadiendo que «conseguí un balde y comencé a recogerlos como cebo de pesca».

Te Interesa:  Fantasmas en el viejo Hospital Real de Cádiz, en el vicerrectorado de la Universidad

El relato de un testigo en redes sociales es impresionante: » ‘¡Están lloviendo peces!‘. Me dijo: ‘No, no lo están’ y yo respondí: ‘¡No, de verdad lo están!’. Y los peces caían aquí y en todas partes».

Pese a que las imágenes que han trascendido relacionándolo con este evento muestras a peces muy grandes hay que añadir que en los medios sólo han servido para ilustrar el artículo pues la realidad es que los mismos no superaban unos centímetros de longitud. Si es cierto que los trabajadores de Discoun Wheel and Tire tuvieron que limpiar la zona debido a la abundancia de los peces «caídos del cielo».

Otros casos en el mundo

El 15 de enero de 1877 se habla de un «chubasco» de serpientes en Memphis, algunas alcanzaban los 45 centímetros de longitud, todo ello fue publicado en la revista Scientific American.

El 25 de septiembre de 1872 se produjo, en San Fernando, en Cádiz, una lluvia acompañada de un gran número de codornices que servirían de alimento a la tropa del Ejército de tierra y la marina de aquel día.

El caso de Texarkana es uno más de los muchos que se han registrado de este tipo en el mundo, en Estados Unidos, por ejemplo, en 2019, en California, llovieron «peces», o en Lajamanu (Australia) en diferentes ocasiones según el Weather Channel.