Las inquietantes profecías del Fin del Mundo, ¿se cumplirán?

Son muchas las profecías que, a lo largo de los siglos, se han ido esbozando sobre el futuro de la Humanidad y del planeta Tierra, pero en todos los casos jamás se produjo esa debacle total, afortunadamente.

Profecías fallidas

Entre las profecías más mencionadas encontramos el temido Efecto 2000, aquel que iba a colapsar al mundo y que dejaría un caos informático en la Humanidad, casi un punto sin retorno informático. Pero llegó el famoso el “2k” y todo siguió sumido en la normalidad, muchos ordenadores cambiaron sin problemas de 1999 a 2000 y la vida siguió su curso y la tecnología no frenó la evolución de esta Humanidad. La hecatombe cibernética no se produjo y la ficción se quedó en eso: pura ficción.

Para el año 2000 se fijó también la caída de un meteorito que estaba llamado a devastar la Tierra, el propio diseñador Paco Rabanne -que decía haber estudiado las profecías de Nostradamus- dijo que esas señales le llevaban a pensar que el año 2000 sería el escenario de la llegada de un meteorito de grande proporciones que destruiría la capital de Francia, París. Pasó el año 2000 y todo siguió como antes.

Más lejos cogen otras fechas como, por ejemplo, 1962, en la cual se realizó una predicción de cara a la gran conjunción de ocho planetas y de los posibles efectos de estos al entrar en la Casa de Capricornio. El evento tendría lugar el 2 de febrero de 1962 y supuso una especie de trauma en la época que se creía, en determinados sectores, que podría ocasionarse el fin del mundo. No pasó nada.

En 1999 se produjo una predicción inquietante, la vidente Criswell, anunció que una perturbación magnética originaría que se acabara el oxígeno en la Tierra y que se precipitara hacia el Sol (?). La predicción aparte de insólita era descabellada científicamente.

Te Interesa:  Fenómenos paranormales y hechos inexplicables en el Museo Arqueológico de Jerez

En 1960, en pleno temor por la Era Atómica, se produjo otra predicción no menos inquietante. Era el 14 de junio de 1960 cuando se dijo que se produjo el advenimiento del fin del mundo debido a la explosión accidental de una bomba atómica y de la relación que tendría con ello una secta denominada como Comunidad de la Montaña Blanca.

La profecía numérica de la muerte de Cristo no es menos espectacular, y falsa. Corría el año 1998 cuando se comenzó a decir que se avecinaba el Fin del Mundo pues Jesús de Nazaret murió en la semana 1598 de su vida, al no pasar nada en el año de 1598 se creyó que debía ser en un año más próximo a una fecha mágica, tal vez el cambio de dígito en el milenio, y por ello se tomó, de una forma un poco al libre albedrío, que debía de ser el año 1998. Pero nada pasó.

1975 sería otra de esas fechas marcadas en el calendario apocalíptico, lo hizo por una razón taxativa: Viola Walker, una vidente que -en ese año- dijo que el fin del mundo llegaría en el mes de septiembre, el confidente de esta mujer era Dios mismo.

La profecía de 1967 es conocida como “Profecía televisiva y se corresponde con la anunciada por Anders Jensen, líder de la Secta Discípulos de Orthon, el fin del mundo para el 2 de diciembre de 1697. Tras ello Jensen desapareció como la realidad de su profecía.

La profecía de 1969 es conocida como de la “Papisa” y que también es de corte apocalíptico. Se llamaba María Straffler y predijo el fin del mundo para el 20 de febrero de 1969, al no acertar la cambió al 17 de marzo de 1969 pero volvió a errar.

Te Interesa:  El exorcista de Cádiz

Fueron algunas de las profecías del temido Fin del Mundo que, por fortuna, aún no ha llegado.

Profecías del futuro

Tirando de profetas, para el futuro se predijo, según Nostradamus:

Impacto de un asteroide: “¿Se ve el fuego del cielo, una larga chispa encendida? / En el cielo, se ve fuego y una larga estela de chispas”.

Apocalipsis zombi: “Pocos jóvenes: medio muertos para empezar. Muerto por despecho, hará brillar a los demás, y en un lugar exaltado ocurrirán grandes males. Tristes conceptos vendrán a perjudicar a cada uno, Temporal dignificado. Misa para triunfar. Padres y madres muertos de infinitos dolores, Mujeres de luto, la pestilente monstruosa: La Grande para no ser más, todo el mundo para acabar”

Chip cerebrales y control mental: “El recién hecho dirigirá el ejército. Casi aislado hasta cerca de la orilla. Ayuda de la élite milanesa que se esfuerza. El Duque privado de sus ojos en Milán en una jaula de hierro”.

Hambre en el mundo: “Después de una gran angustia para la humanidad, se prepara una mayor. El Gran Motor renueva las edades: Lluvia, sangre, leche, hambre, acero y plaga”.

Cambio climático: “Veremos el agua subir y la tierra caer debajo de ella”.

Un gran terremoto: “El parque en pendiente, gran calamidad, A través de las tierras del oeste y Lombardía El fuego en el barco, plaga y cautiverio. Mercurio en Sagitario, Saturno desvaneciéndose”.

Guerra en el mundo: “Debido a la discordia y negligencia francesa, se dará una oportunidad a los mahometanos. La tierra y el mar de Siena se empaparán de sangre, y el puerto de Marsella cubierto de barcos y velas”.

Son las predicciones para el futuro del gran profeta francés, sólo cabe preguntarse: ¿Cuántas se cumplirán?