Las profecías de la ‘vidente ciega’, de Baba Vanga, para 2022

La llamaban la «vidente ciega» o la «Nostradamus de los Balcanes» aunque su nombre era Vangelia Gushterova Dimitrova, más conocida como «Baba Vanga».

Nació en Strumica (Turquía/Bulgaria) en el año 1911, en Macedonia del Norte, con muchas complicaciones en el parto y con serias dudas de si podría sobrevivir o no. Desde temprana edad demostró dotes de clarividente así como de herbolaria y mística.

Murió en Sofía (Bulgaria) el 11 de agosto de 1966 a los 85 años de edad y tras ella dejó una larga lista de predicciones que llegan hasta el año 5079, año en el que «el universo desaparecerá».

Aunque puede parecer una desconocida para el mundo tenía millones de seguidores. Con 12 años perdió la visión de forma súbita y comenzó a decir que escuchaba voces que venían de «otra dimensión».

Predicciones acertadas

Entre los éxitos de la «vidente ciega» está el haber vaticinado acertadamente el ataque a las Torres Gemelas en el atentado del 11-S en Nueva York, la muerte de la princesa Diana de Gales o la grave explosión del reactor nuclear de Chernobyl en 1986. Igualmente la desaparición de la Unión Soviética, la muerte del «carnicero» Josef Stalin, la tragedia del submarino Kursk, los conflictos con Corea del Norte y otras predicciones que van desde lo más general a lo concreto en personas que iban a visitarla.

También tuvo tremendos errores -afortunadamente- como ubicar la fecha de la Tercera Guerra Mundial en noviembre de 2010 con una duración de 4 años, si bien algunos estudiosos de sus profecías indican que nunca realizó la misma.

Para 2022

Para 2022 el panorama -según sus estudiosos- es un tanto negativo, pronosticó que seguiría asolando al mundo una enfermedad mortal, el calentamiento global será un problema importante pues acelerará el deshielo, surgirá un nuevo virus mortal en Siberia que permanecía congelado «incluso quienes escapen morirán de una enfermedad horrible» afirmó.

Te Interesa:  Fenómenos extraños en los campamentos del colegio San José del Valle

En Australia y la zona de Oceanía -el Índico- vaticinó que habría desastres naturales e inundaciones para 2022 y sería un revés en su ya decrépita economía; igualmente en diferentes zona de India y Pakistán habría plagas que afectarían a los cultivos y conllevaría hambrunas en miles de personas.

La tecnología -siguen sus vaticinios- será negativa para el ser humano pues la realidad virtual irá engullendo a muchas personas y no sabrán «diferenciar» en que mundo vivir.

Predicciones para 2022 allá donde parece que la vidente no pronosticó nada bueno, aunque todo está por ver que ocurrirá el día de mañana.