Leyendas desconocidas de la Historia de Cádiz

Vivimos en una tierra que da lugar a mil y una leyendas, a mil y una historias heterodoxas allá donde la realidad se funde con la ficción y donde toda leyenda contiene el germen de la verdad, como me gusta decir y hasta repetir cuando de ello se explica algo.

Por eso quiero escribirles hoy de leyendas poco conocidas de nuestra tierra, leyendas que tienen una realidad histórica popular (que no real).

Punta de San Sebastián

La ubicación de la punta de San Sebastián es un misterio, dicen que estuvo ubicado donde está el castillo desde el siglo XVIII aunque también es el punto donde parece ubicarse el faro romano de Gades.

Curiosamente en tiempos fenicios se llamaba como “Templo de Cronos” y, en su Historia, cabe destacar que fue el lugar donde naufraga el “Bucentaure” de la Armada Francesa.

Cuenta que tras la batalla de Trafalgar hubo una gran tormenta y que el barco se fue a piqué debido a ello junto con otros barcos.

Del faro se narra que era una gran estructura piramidal, con escaleras que enlazaba los distintos cuerpos, con una base de 30 metros y una altura de 90, quizás un poco exagerado. En la cima estaba una figura de bronce bañada en oro.

Hoy día, en pleno siglo XXI, sigue siendo todo un enigma por resolver que, quizás, estemos pisando a diario como parte del castillo o quizás no, eso nadie lo sabe, por el momento.

La visión de Alfonso X

Así nos desplazamos a El Puerto para saber de su fundación, se dice que fue Menesteo, que fuera héroe de la Guerra de Troya y mítico rey de Atenas, su fundador. Según Homero llegaría al río Guadalete dando su nombre a la tierra que elevaría a ciudad el rey Alfonso X “el Sabio”.

Te Interesa:  Asta Regia, la joya romana escondida bajo un trigal en Jerez de la Frontera

Durante el reinado del hijo del rey San Fernando, de Fernando III, se cuenta que se produjo un milagro. Estando en el sitio de Alcanatif (El Puerto) se le manifestó la Virgen María y le indicó que atacara a la mañana siguiente y que derrotaría a los musulmanes.

Prueba de ello son las cantigas o el cuadro del Castillo de San Marcos que cuenta la “prodigiosa hazaña militar” amparada por la Divinidad.

Dicen que en el propio castillo mora un fantasma que se deja ver por las almenas o en el Palacio de Purullena (que ya escribiera hace unos años de ello en CÁDIZDIRECTO) y que habría otro fantasma que sería Juana Ortuño, la hija del marqués que fue emparedada allí al enamorarse de una persona que no era del agrado de su progenitor.

El Castillo de San Marcos que tendría un pasadizo hasta la iglesia Mayor Prioral y que era vía de fuga para los que huían de las tropas napoleónicas.

Julio César y el templo de Hércules

Otra leyenda entronca, en esta ocasión, con Julio César cuando fue “cuestor” de Hispania Ulterior. En “La vida de los doces césares” de Suetonio cuanta algo que es muy significativo.

En el texto indica como César fue al templo de Hércules (de Melkart) y allí se encontró con una estatua de Alejandro Magno, el gran conquistador, al verla comenzó a llorar. Decían que lloró por que el macedonio, con sólo 30 años, conquistó el mundo y él no había hecho nada.

Hoy día se dice que ese templo estaría bajo el castillo de Sancti Petri y que sería donde Hércules mató a Gerión, el gigante legendario.

Te Interesa:  Los fantasmas del convento y monasterio de San Francisco en Vejer, en Cádiz

Son leyendas de la provincia de Cádiz, parte de su tradición y de su cultura, parte de su mito y de su Historia.