Los misterios de Marte y Fobos en los eclipses solares

La sonda espacial de la NASA InSight en misión a la superficie de Marte realiza pruebas y mediciones para desvelar más datos sobre el planeta rojo y que ayude a comprender, un poco mejor, cuales son sus características principales de cara, en un futuro, a una colonización o a avanzar en una posible estación fija en la misma.

La sonda InSight tiene una gran cantidad de material científico como un sismómetro que registra movimientos telúricos y es sensible de cara a reaccionar a los eclipses solares en el planeta rojo. Así los satélites de Marte, como Fobos, la mayor de sus dos lunas (Deimos es la segunda), se ha conocido que está más cerca de su planeta que la Luna de la Tierra girando casi tres veces en cada día marciano, luna que está condenada -en un futuro lejano- a caer sobre la superficie marciana.

Se ha conocido que los eclipses solares en Marte son muy frecuentes, bastante más que en nuestro planeta. “Sin embargo, los eclipses en Marte son más cortos, duran solo 30 segundos y nunca son eclipses totales”, indica Simon Stähler, sismólogo del Instituto de Geofísica de la Escuela Politécnica Federal (ETH) de Zurich, en Suiza. Su equipo ha estado realizando una investigación sobre los datos de la sonda a fin de comprobar si algunos de los efectos de los eclipses en la Tierra también ocurren en Marte.

“Cuando la Tierra experimenta un eclipse solar, los instrumentos pueden detectar una disminución de la temperatura y ráfagas rápidas de viento, ya que la atmósfera se enfría en un lugar en particular y el aire se aleja rápidamente de allí”, decía Stähler.

El completo equipo que tiene la InSight incluye sensores de temperatura y viento, los, estos aparatos meteorológicos no registraron variaciones en la atmósfera durante los tránsitos de Fobos. Precisamente con respecto a Fobos cabe destacar que se mueve directamente frente al Sol, de esta forma el sismómetro de InSight se inclina muy ligeramente hacia un lado. “No esperábamos esta interpretación del sismómetro, es una señal inusual. Esta inclinación es increíblemente pequeña” explicaba el experto.

“La explicación más obvia sería la gravedad de Fobos, similar a la que la Luna de la Tierra produce para determinar las mareas, pero eso lo descartamos rápidamente”, por ello la señal del sismómetro estaría presente durante un período de tiempo más largo de tránsito de Fobos, sin estar exceptuado a los eclipses.

La explicación más probable, según los expertos, de esta extraña interpretación sería una ligera caída en la temperatura de la superficie marciana cuando se está en el tránsito más largo de Fobos, particularidad que habría sido detectada por un radiómetro infrarrojo de la sonda.

Caída de Fobos

“Durante un eclipse, el suelo se enfría. Se deforma de manera desigual, lo que inclina el instrumento”, decía el sismólogo Martin van Driel.

Los resultados de la investigación han sido publicados por la prestigiosa revista de la Geophysical Research Letters, todo ello llevaría a por analizar mejor la luna de Marte Fobos. Como se indicaba anteriormente se espera que dentro de 30 o 50 millones de años caerá sobre la superficie de su planeta anfitrión creando una particular hecatombe en el mismo.

Otros misterios que se tratan de resolver en cuánto a Marte es su clima y comprobar sus “estaciones” así como la presencia de agua o no. Las particularidades de su biología -en caso de tenerla-, si alberga vida bacteriológica, el hielo de sus cascos polares y si habría opciones de instalar una base permanente en su superficie, mecanizada inicialmente, que pudiera servir de avanzadilla para una futura misión tripulada por seres humanos y que significara la conquista de nuestro vecino en el sistema solar.