Los sueños premonitorios de un gaditano que se hacen realidad

En muchas ocasiones llegan casos que hasta para el propio estudioso de fenómenos paranormales resulta imposible de explicar, ni desde lo paranormal ni desde lo psicológico. Es el caso que les quiero contar y que me llegó de la mano de un buen amigo como José Manuel Rodríguez, psicólogo sevillano.

El caso le sucede a un vecino de Cádiz y, cuando menos es impactante y del que sólo quiero hacerle la exposición del mismo dejando que sea usted, amigo lector, el que saque sus propias conclusiones.

Mi amigo psicólogo me llamó comentándome el caso de un paciente que podría interesarme y que, con su autorización, había accedido a contarme lo que le ocurría. Me citó en su consulta y allí estaba junto al paciente, al que llamaremos Antonio. «No te voy a contar nada para no mediatizar tu opinión, dejo que sea él el que te lo explique» decía el psicólogo.

Así Antonio de presentó, gaditano, con domicilio en la capital, de 38 años, trabajo estable, casado y padre de una niña.

Soñando el futuro

«Verás, es complicado. Es algo que me ha pasado y que no le encuentro explicación. Una noche soñé con mi vida pero más allá del momento actual, soné con el futuro. Soñé que llegaba al momento en el que mi hija nacía, eso fue hace tres años, y como vivimos ese momento. Pero luego el sueño siguió y eso era ya parte del futuro. La cosa es que mi hija, al año, se puso mala, dentro del sueño, por un tema respiratorio y tuvo que estar ingresada, pues bien, eso sucedió en el sueño que tuve en aquellos días. Dentro de ese sueño, que era como muy lúcido, vi como al poco de mi hija estar bien, con medicación, mi padre caía enfermo por una dolencia muy determinada y así ha sido» decía el protagonista y “testigo”.

Te Interesa:  El secreto de las curanderas y el curanderismo en Cádiz

Le pregunté: «¿Y cómo recuerdas tan bien todo?» respondiendo: «Por qué me llamó mucho la atención, ten en cuenta que en la vida real mi hija estaba recién nacida y al despertar tenía claro todo lo que había soñado. Tanto que lo anoté en una libretita» y me mostró esa libreta que estaba en manos de José Manuel Rodríguez.

«Desde hace seis meses estoy buscando respuestas al sueño y ya, casi como una obsesión, me he puesto en manos de José Manuel».

Mi siguiente pregunta fue inmediata: «¿Hay algún hecho que se haya producido teniendo tu psicólogo aquí presente esa libreta estando apuntado en ella lo que iba a suceder previamente a ser entregada?».

¿Premonición o casualidad?

En este caso respondió el psicólogo, mi amigo, diciendo: «Pues tristemente hay tres hechos apuntados, el primero es que él cambiaría de trabajo a una empresa de mayor proyección como así ha sido. Luego el fallecimiento de su suegro, no de su padre que sigue enfermo, y un pequeño accidente de su mujer, de tráfico con daño cervical, todo ello apuntado en la libreta y que no se había producido y se ha ido produciendo con el tiempo». Algo que si me dejó perplejo.

«¿Cómo recuerdas el sueño? ¿Cómo una película o cómo?» y Antonio respondió: «Pues era como si se parara en esos hechos concretos y era lo que más me inquietaba o también me alegraba, de hecho soñé que tendría otro hijo y eso aún no ha sucedido, pero sucederá» apostillaba, «si hay algo que se es que lo que soñé se está cumpliendo» finalizó.

Te Interesa:  La última profecía del Padre Pío para 2022

José Manuel Rodríguez me consultó sobre la explicación que pudiera tener el sueño y, la verdad, no supe responder más que con el modelo que se ajusta a ello: un sueño premonitorio, aquel que manifiesta hechos venideros a la persona, dentro de lo onírico, y que realmente ocurren.

Un caso muy evidente donde se cuenta «con la libreta de la verdad» -como ambos la llaman- como garante de lo que está por llegar.