Misión DART: objetivo NASA ‘desviar un asteroide’

Mucha expectación ha originado la misión de la NASA denominada como DART y que se trata de un sistema anti-asteroides con la función de tratar de desviar este tipo de objeto celeste que se encuentran próximos a la Tierra.

Hay uno particularmente llamativo, que se ha podido estimar su longitud en, aproximadamente, el tamaño de una pirámide de Guiza. Así la agencia, la NASA, ha estado realizando lo que pasaría en caso de impactar con nuestro planeta, con resultados trágico.

Simulaciones de impacto

Esas experiencias y simulaciones fueron impactantes por el resultado que tuvieron y animó a estudiar más acciones, en este caso reales, para intentar desviar un “peligro” de órbita y que nos enseñe a cómo encarar este tipo de situaciones.

Por ello la misión de la NASA es lanzar un cohete SpaceX Falcon 9, vinculado a la compañía aeroespacial de Elon Musk, y hacerlo chocar con un asteroide denominado como “Dimorphos” (Didymos B y Didymos A) que se encuentra en torno a otro asteroide mayor llamado “Didymos” siempre la meta el tratar de cambiar su trayectoria, no destruirlo.

Así el asteroide no tiene posibilidades de impactar contra la Tierra y la misión es observar y estudiar si es efectivo el sistema para desviar la trayectoria de un peligro mayor: “La NASA estrellará intencionalmente la nave espacial DART contra un asteroide para ver si esa es una forma efectiva de cambiar su curso, en caso de que se descubra un asteroide que amenace a la Tierra en el futuro”, señalaban en la red social Twitter.

Estudio de parámetros para usar “en caso de necesidad”

El cohete se ha lanzado a las 7:20 h. de hoy miércoles 24 de noviembre de 2021, desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en Santa Bárbara (Estados Unidos), el SpaceX Falcon 9 irá a 24.000 kms/h e impactará contra Didymos en otoño de 2022.

Te Interesa:  Las vidas 'paralelas' de Buda, Krishna y Jesús de Nazaret

Ha sido retransmitido en directo por diferentes televisiones y por NASA TV.

Luis Rodríguez, encargado de las cámaras frontales de DART, ingeniero de software en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, afirmaba: “No se conoce ningún asteroide que nos vaya a impactar pero hay que estar preparados ante esa posibilidad”.

La nave Prueba de Redireccionamiento del Asteroide Doble impactando contra el asteroide Didymos, con su “luna” Dimorphos, recabando toda la información de ellos y estudiando los cambios en su órbita alrededor de Didymos para evaluar si el método es viable para defender la Tierra si se planetaria un problema similar.