Parques de atracciones abandonados y malditos

Los parques de atracciones no deberían ser lugares que invitaran al miedo sino, más bien, a la diversión, a la risa, al disfrute. No obstante hay alguno que inspiran auténtico pavor debido a que hace mucho tiempo que fueron abandonados, bien por causas mayores -como ocurrió en Prypiat tras estallar el reactor de Chernobyl- o por el simple hecho del cese de actividad.

Muchos de ellos esconden misterios que harían las delicias de los amantes del misterio, de las casas encantadas y los enclaves abandonados allá donde el brillo de antaño ha sido sustituido por lo tétrico, lo desolado y tomado por la naturaleza. Por ello hay que conocer algunos de los parques temáticos abandonados más inquietantes del mundo y que más pavor causan.

Pocos son los que se adentrarían en alguno de estos sitios que, en otro tiempo, eran sinónimo de ilusión, de ansiedad por disfrutar de tal o cual atracción y donde miles de personas, mayores y niños, han disfrutado de forma excelsa. Instalaciones que tuvieron un gran esplendor, renombre y que hoy día despiertan otro interés, despierta otra curiosidad, incluso el fenómeno de las urban que hace por ir hasta ello encontrando belleza en si abandono o hechos misteriosos, fantasmas y psicofonías.

Uno de los primeros sitios, para el amante de este tipo de ubicaciones, es el Gulliver’s Kingdom, en Japón. Está a 150 minutos de la capital (en coche) y abrió sus puertas en el año 1997 cerrando apenas unos años después, quizás por que no esperaban que tuviera tan poca repercusión. En él se puede apreciar una figura de 45 metros de largo de Lemuel Gulliver, recrea el instante en el que los diminutos habitantes de Lilliput lo capturan y tratan de amarrar.

Te Interesa:  Regreso e investigación paranormal en el poblado abandonado del Torbiscal

Pero este parque tiene una triste estadística pues en su interior se han registrado un buen número de suicidios, personas que han ido hasta allí y se han quitado la vida. El parque tiene esa triste vitola con sus suicidios y al pueblo de Kamikuishiki donde también hay una cantidad desproporcionada de crímenes.

Otro parque aterrador es el de Tierra de Oz, en Carolina del Norte, Estados Unidos. El eje principal del mismo es la película de Hollywood ‘El mago de Oz’. Tiene los mundos dedicados al león, el espantapájaros y el hombre de hojalata, que son los protagonistas del mismo junto a la chica “de los zapatos rojos”.

En este parque de atracciones se trataba, principalmente, de ser la Dorothy del siglo XX. Pero en la aparente felicidad del entorno vino a ocurrir una tragedia: un incendio provocó la destrucción de una parte importante de las instalaciones y debió cerrar. Fue el final de Tierra de Oz.

Muertes en una atracción

Takakanonuma Greenland, en Hobara, Japón, es otro punto visitado por los amantes de los lugares abandonados. Esta en la tristemente recordada prefectura de Fukushima y es un gran enigma pues se desconoce el punto exacto donde estaba, eso le añade un punto extraño y misterioso. Sus coordenadas son desconocida y sólo se sabe que abrió sus puertas en el año 1973 cerrando en 1975.

Se cree que pudieron darse varias muertes en una atracción y por ello cerró. Se reabrió en el año 1986 pero Tokio Disneyland era una competencia demasiado fuerte y volvió a cerrar.

Okpo Land, en Okpo City, Corea del Sur, es nuestro último parque de atracciones maldito y, quizás, uno de los más conocido de Asia en la década de los 90 del pasado siglo XX. Era innovador, moderno y no pocos turistas acudían allí por todo ello. Nuevamente un accidente se cobró la vida de varias personas, un tren de atracciones  descarriló y firmó su sentencia de muerte.

Te Interesa:  Los fantasmas del palacio encantado de Purullena en El Puerto de Santa María

En 1999, cuando ese primer mal momento se superó, se produjo otro accidente, el gerente desapareció y el parque cerró para siempre.