Peligros estelares: impactante meteorito cae en la Tierra y un asteroide, 2008 GO20, pasa cerca de nuestro planeta

El cielo tiene continuas amenazas que, en ocasiones, pasan sin ni siquiera saberlo los habitantes del planeta Tierra. Amenazas que se dan en forma de asteroides, de meteoritos, de cuerpos que son, en si y en función del tamaño, una amenaza potencial para la vida.

El último ejemplo de ello lo hemos tenido con un asteroide que ha pasado en la noche del domingo 25 de julio “cerca” de nuestro planeta, a 4,5 millones de kilómetros y que tenía el tamaño de la Gran Pirámide (unos 150 metros de diámetro) según la NASA.

Se considera que la distancia es suficiente como para poder decir que había una cierta “seguridad” aunque siempre hay un seguimiento pues cualquier desviación en su trayectoria podría resultar fatal. Así el sistema de seguimiento de este tipo de amenazas estaba activado y esperan cualquier anomalía en su rumbo. Si bien es cierto que hay pocas defensas contra este tipo de peligros y que, dada la proximidad, como mucho se podría esperar únicamente el impacto.

El asteroide tiene el nombre de 2008 GO20 y pasó a una velocidad de unos 30.000 kms/h a esos 4,5 millones de kilómetros referidos. Tiene esas dimensiones de media aunque los científicos estimaron que medía entre los 97 metros y los 220 metros; según NASA y ESA, todo lo que supere los 150 metros de ancho es “potencialmente peligros” dentro de la PHA.

El Centro de Estudio de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA indica que la la distancia es 19,5 veces mayor que la que separa a la Tierra de su satélite natural siendo el asteroide más cercano el que pasó el 16 de agosto de 2020 que estuvo a 2.950 kilómetros dela Tierra, fue el 2020 QG, que pasó sobre el Océano Índico.

Te Interesa:  Viernes 13, historia de una superstición

El 2008 GO20 era seguido por la NASA con atención pues el tirón gravitacional de los planetas podía hacer que cambiara su trayectoria y entrar en “rumbo de colisión”, algo que sería fatal. No es la primera vez que pasa en las proximidades de la Tierra pues el 4 de agosto de 1901 lo hizo a 1,3 kilómetros de nuestro planeta y el 31 de julio de 1935 hizo lo propio a 1,85 kilómetros.

La próxima “visita” de este asteroide será el 24 de julio de 2034 y pasará a 5 millones de kilómetros.

Otro “evento” celeste

Un suceso celeste inesperado fue, igualmente, el que se vivió en Noruega, en el sur, ayer domingo 25 de julio de 2021, cuando un objeto cruzó el cielo de la capital, de la ciudad de Oslo, y se “estrelló” en la zona. Fue un avistamiento múltiple en el que se tienen diferentes grabaciones de cámaras que lo captaron.

Se trata de una bola de fuego que cayó del cielo y aumenta su tamaño para, finalmente, estallar al estrellarse con el suelo. En Holmestrand y Trondheim, los testigos narraron haber visto la “bola” y el destello que iluminó a estas ciudades.

El objeto se estrelló, según los expertos, en la zona de bosques llamada Finnemarka, a 60 kilómetros de Oslo y que se están haciendo las investigaciones para encontrar sus restos -si los hubiera-. El meteoro habría entrado a una velocidad de unos 20 kms/seg.

Morten Bilet, experto noruego en meteoritos, dijo: “Lo que tuvimos anoche fue una gran roca que viajaba probablemente entre Marte y Júpiter, que es nuestro cinturón de asteroides. Y al entrar a toda velocidad [a la Tierra], deja un estruendo, una luz y una gran emoción entre nosotros [los científicos] y algo de miedo entre los demás”.

Te Interesa:  Masones y la CIA apoyaron al Rey Juan Carlos en la transición

No se ha informado de daños o víctimas a causa de este fenómeno que fue comparado con el de Chelyabinsk que causó graves desperfectos y daños materiales.

Son esos peligros que están en el cielo y que, en muchas ocasiones, son difíciles de detectar.