Psicofonías e investigación paranormal en Cádiz

Uno de los temas que más fascinación despierta entre los amantes del misterio es, sin dudas, el de las psicofonías, las llamadas «voces del más allá» o «del otro lado», vengan de donde vengas y lo que implique en un sentido trascendental.

En España hay consumados especialistas en este campo tan particular del mismo, desde el mítico Germán de Argumosa «el Profesor» hasta Pedro Amorós o José Luis Tajada entre otros muchos (destacara a todos sería una lista casi interminable). Por todo ello el sistema de contacto con el mas allá no deja de ser curioso y variopinto a los largo de la Historia de este tipo de fenómenos, así desde el espiritismo antiguo hasta la planchette o la ouija, todo ello era tenido -y aún hoy lo es- como un sistema de comunicación -más o menos subjetiva- con el más allá.

Nadie podría decir, a ciencia cierta, cual es el origen de las psicofonías, su procedencia, pero lo cierto es que los investigadores de este fenómeno las dudas son cada vez menores y se centran en una forma de «diálogo» con el más allá o, yo diría, que una interacción unilateral a una pregunta de un investigador lanzada al aire con la esperanza de obtener algún resultado positivo al respecto y que muchos identifican con un fenómeno de ventriloquía espontánea, de impregnación mental, de permanencia de un sonido en el «aire» o de la manifestación de ese más allá a esa pregunta.

Psicofonías en el varadero

Revisando archivos encuentro una curiosa psicofonía que graba el grupo GIFEX de Cádiz en una investigación realizada, en un varadero de Cádiz y que narra la muerte de una niña en dicho lugar. Se tiene más por una leyenda urbana que por una realidad pero, lo cierto, es que lleva a muchos hasta allí para grabar psicofonías y tratar de reconstruir un episodio que se desconoce si es real o no.

Te Interesa:  DIG: El misterio de Sutton Hoo

Voces infantiles que dicen, entre otras, «Mamá», al igual que gritos -igualmente infantiles y toda una colección de inclusiones que destacan por tener el sonograma propio de las mismas.

El trabajo de Paranormal Analyzers

También destacan en esta labor de búsqueda de lo imposibles aquellos que se adentraron en los viejos pasillos de lugares que ya hemos tratado en CÁDIZDIRECTO como el viejo monasterio de la Victoria con sus fenómenos paranormales y espectros, un lugar en El Puerto de Santa María y que fue el Antiguo Penal II de esta localidad.

Hasta allí se desplazó el equipo de Paranormal Analyzers en el que pudieron realizar una investigación en la que grabaron lo ocurrido en su interior.

La labor del investigador de campo de este tipo de fenómenos nunca será del todo valorada allá donde resulta crucial este trabajo en pro de dilucidar que ocurre en un determinado lugar que se dice «infestado» y donde se viven fenómenos paranormales.

Elementos como una grabadora o la siempre útil -bien utilizada- Spirit Box son herramientas que pueden ayudar en esta tarea a quienes buscan lo imposible y que hoy he querido homenajear citando su trabajo.