Resuelven el misterio del origen de Stonehenge

El conjunto megalítico de Stonehenge siempre ha sido indescifrable para el ser humano que sólo podía hacer elucubraciones sobre las motivaciones del antiguo poblador del planeta, y de esa zona, para construir tan impresionante grupo de “piedras” con un propósito tan definido.

Ahora surge un nuevo estudio en el que, sorprendentemente, se afirma que, se ha descubierto el enigma de su origen. Así el autor, David Nash, decía: “Ha sido emocionante responder a una pregunta que los arqueólogos han debatido durante siglos”.

Así, del estudio, se ha podido saber que las piedras eran originalmente 80 aunque en la actualidad sólo quedan 52, de las cuales 50 tenían una procedencia común en la misma zona, en la misma región.

La zona arqueológica, en la actualidad, congrega a un buen número de visitantes y tiene su mayor afluencia cuando llegan los solsticios que, incluso, se celebran ceremonias al estilo druida que son muy seguidas pues reverdece la tradición de los antiguos pobladores del sitio.

Sin embargo siempre ha sido uno de los grande misterios de la arqueología, sus megalitos, los de Stonehenge, muestran su secreto que no era, ni más ni menos, que determinar la procedencia -con certeza- de las piedras que lo componen.

Son casi 5000 años los que han pasado -en teoría- desde que esas milenarias piedras se erigieron, con gran esfuerzo, en este emplazamiento. El conjunto se encuentra en Salisbury, en Inglaterra (Reino Unido) y las piedras fueron traídas desde en entorno de West Woods, alejado más de 25 kilómetros de allí, toda una gesta en función del peso que tienen cada una.

La investigación ha sido realizada por la Universidad de Brighton y la ha publicado la prestigiosa revista Science Advances. El estudio es un paso importante para conocer más detalles sobre el mismo y desmonta otras teorías como la de la Piedra de Talón, en el que se decía que una parte del conjunto -sin determinar- habría sido construida antes que todo lo demás. Hoy día queda descartado.

“Ha sido realmente emocionante utilizar la ciencia del siglo XXI para entender el pasado neolítico y responder a una pregunta que los arqueólogos han estado debatiendo durante siglos” dijo David Nash ante la importancia de la investigación en pro de desvelar este misterio.

“Las investigaciones señalan que las piedras de Stonehenge eran originalmente 80 pero hoy en día quedan 52, de las cuales 50 venían de la misma región” finalizó Nash.

Otro misterio

En la revista Scientific Reports se publicó un interesante artículo en el que se hablaba de los cuerpos que se hallaron enterrados en Stonehenge.

Es otro misterio que ha provocado mucha polémica pues el uso es también desconocido aunque parece claro que tenía un propósito ritual y astronómico. Por ello en el estudio referido se dice: “Ser enterrado en Stonehenge debió ser el equivalente en su día a ser enterrado en la Abadía de Westminster“, según el profesor Rick Schulting uno de los participantes en esta investigación.

“Los restos hallados bajo el templo pertenecieron probablemente a gente importante. Y la evidencia nos dice ahora que varias de esas personas pasaron gran parte de sus 10 últimos años en Gales. Aunque tendemos a creer que la inmigración es una cosa nueva, esta gente fue obviamente capaz de recorrer unas distancias sustanciales y por un terreno difícil en pleno neolítico”, explica Shulting.

Si bien el verdadero impulsor de este otro estudio es Christophe Snoeck, de la Vrije Universiteit de Bruselas, en Bélgica, siendo considerado como el máximo experto en la geoquímica en el campo de la Arqueología y toda una garantía de seriedad y rigor.

Poco a poco Stonehenge desvela todos y cada uno de los secretos, aunque siempre habrá enigmas por resolver.