Los terroríficos Beks: niños de ojos negros

Son inquietantes y causan un profundo temor entre aquellas personas que han tenido la oportunidad de verlos. Tras su apariencia normal hay algo que es terrorífico: sus ojos negros, totalmente negros, que confieren a su poseedor un aspecto casi maligno. Son los llamados Beks.

A simple  vista parecen personas normales, de muy diferentes formas, desde aquellos que hacen autostop hasta los que se aparecen en las casas. Es un fenómeno relativamente nuevo, se tiene constancia de él desde que en el año 1996 un periodista estadounidense llamado Brian Bethel tuvo un encuentro con uno de estos Beks en Abilene, le llamó la atención -y causó miedo- que carecía de la parte blanca de los ojos -esclerótica- siendo todo negro, de su primer comentario surgió la denominación Beks o ‘black eyed kids’ -niños de ojos negros-.

Bethel explicó, con posterioridad, su encuentro con aquel niño de ojos negros: “no los escuché acercarse, llamaron a mi ventanilla, no tendrían mucha edad, entre nueve y doce años, encapuchados por el gorro de las sudaderas. Bajé la ventanilla y me embargó un miedo inmediato. A simple vista su piel era clara y el pelo rizado, querían ir al cine a ver la película “Mortal Kombat” pero por la hora iban muy mal de tiempo, no desconfié de ellos ni que me pudieran hacer nada”. Lo más inquietante llegó cuando aquellos chicos le miraron a los ojos y mostraron como estos eran totalmente negros, vacíos “sentí un miedo irracional, el pánico no me dejaba moverme, comencé a dar excusas a los niños, quería irme” y los chicos comenzaron a golpear el cristal diciéndole: “No podemos entrar si no nos das tu permiso, ¡déjanos entrar!”.

Ello le llenó de terror y salió corriendo de allí en su automóvil tan rápido como pudo… Curiosamente al mirar por el espejo retrovisor los niños ya no estaban.

Tras su encuentro y divulgación del mismo fueron muchas las personas que afirmaron haberse encontrado con uno de estos niños, con un Beks, y a partir de ese momento los incidentes en Estados Unidos o Gran Bretaña no cesaron, tras una apariencia normal se encuentra, escondida una mirada fría, tan negra como desconcertante.

El fenómeno de los Beks ha sido relacionado con el de los fantasmas pues también son muchos los testimonios de personas que afirman haber visto una aparición en bosques, callejones o casas con fama de estar ‘encantadas’ pero son simples hipótesis de trabajo pues el conocimiento que se tiene sobre ello es escaso.

Se han tratado de dar muchas explicaciones sobre los Beks, desde las que afirman que son espíritus malignos o demoníacos, extraterrestres (atendiendo a la descripción de sus ojos y analogías con aquellos que han tenido encuentros con alienígenas), vampiros o, simplemente, jóvenes con lentillas con ganas de asustar a las personas más confiadas.

El fenómeno de los Beks trascendió a su misterio y sirvió de base al director Matt Mazzen para rodar la película “The Black Eyed Children” (2011), donde el protagonista son niños con ojos totalmente negros.