Todo lo que debes conoces sobre el peligroso meteorito que podría impactar contra la Tierra

Parece que el siglo XXI no deja de sorprender a los habitantes de este planeta al que llamamos Tierra, hemos vivido atentados inauditos como el del 11-S, un tsunami devastador en Indonesia, una pandemia y ahora, parece, que el impacto de un meteorito según alerta la NASA.

Aunque se califica pone fecha al improbable impacto de un asteroide con la Tierra siendo la del 6 de mayo de 2022, así, con esa seguridad, desde la Agencia Espacial norteamericana se han informado que el asteroide “2009 JF1″, puede chocar contra nuestro planeta con el agravante que es calificado como “potencialmente peligroso”.

Fecha exacta

Aunque es muy difícil de poder calcular con absoluta precisión la fecha del impacto la NASA, la agencia espacial estadounidense, estableció que sería en la fecha indicada del 6 de mayo de 2022; pero va un poco más allá indicando, con absoluta precisión (?) que sería a las 8.34 horas de la mañana (en horario peninsular español).

No es algo nuevo que, a diario, se producen diferentes aproximaciones de asteroides muy peligrosos, pero la NASA estableció, junto a otras agencias internacionales, un sistema de vigilancia de todas las amenazas que vienen del cielo, lo hacen de forma que es calificado como Objeto Cercano a la Tierra (NEO), lo que indica que orbita alrededor del sol y está tan próximo de nuestro planeta como para convertirse en una posible amenaza.

“Algunos asteroides y cometas siguen caminos orbitales que los llevan mucho más cerca del Sol de lo habitual y, por lo tanto, de la Tierra”, indicaban desde la NASA, así la Agencia Espacial cree que 2009 JF1 mide alrededor de 13 metros de diámetro.

Te Interesa:  Historia de las brujas y hechiceras en Cádiz

Equivalencia de la explosión

La Agencia Espacial norteamericana lleva 11 años siguiendo la trayectoria del asteroide gracias a Sentry, un sistema de seguimiento automatizado que escanea ininterrumpidamente el catálogo de asteroides que analiza las posibilidades de que pueda impactar con la Tierra en los próximos 100 años.

Si este 2009 JF1 llega a impactar contra nuestro planeta originaría una explosión equivalente a la detonación de 230 kilotones de dinamita. Hay que tener en cuenta que la bomba atómica de Hiroshima, lanzada en 1945, tenía una fuerza de “sólo” 15 kilotones frente a los más de 200 estimados por la NASA del asteroide.

Los Objetos Cercanos a la Tierra de mayor tamaño tienen unas dimensiones a tener en cuenta con unos 140 metros de diámetro cuyos efectos, tras un impacto, serían devastadores de cara a ciudades y zonas donde cayera: “Estos objetos golpearían la Tierra con una energía mínima de más de 60 megatones de dinamita, que es más que el dispositivo nuclear más poderoso jamás probado. Afortunadamente, este tipo de asteroides son menos comunes y más fáciles de detectar y rastrear que los más pequeños” decía un informe oficial de la NASA en 2018.

Se trata de evitar que una colisión de estas características ponga en riesgo la vida en el planeta y provoque una catástrofe, las agencias espaciales de todo el mundo trabajan para tratar de disponer de la tecnología necesaria y lograr desviar o destruir estos peligrosos “objetos” para la integridad de la Tierra. Para experimentar con ello ya hay una misión que intentará redirigir la parte más pequeña de un asteroide doble preseleccionado denominado como Didymos.

Te Interesa:  Historia y misterio en el Monasterio del Cuervo

Tratando de evitar la tragedia

La misión tiene varias fases, la primera etapa de la misión será aquella en la que una nave espacial se estrellará contra la roca espacial. La segunda fase es en la que se evaluará el lugar del accidente y reunirá datos sobre los efectos de la colisión. La nave llamada Prueba de Impacto Doble Asteroide (PIDA) de la NASA es la que se encargará de ello; Italia, por su parte, enviará un pequeño satélite CubeSat para hacer un seguimiento de la misión y comprobar lo eficaz -o no- que ha sido en su misión.

La Agencia Espacial Europea (ESA) trabaja en otra experiencia llamada Hera, que tratará de realizar estudio de cerca de cómo queda el asteroide tras el impacto y cómo se ha visto afectado por el ataque.

Pese a lo espectacular de la noticia hay que mantener la calma pues las estadísticas demuestran que las posibilidades que 2009 JF1 impacte contra nuestro planeta son muy bajas, la NASA estima la posibilidad de 1 contra 3.800 de que se produzca (un 0,026%) el impacto que teniendo como fecha la del 6 de mayo de 2022.

En su perfil de la red social Twitter informaba la NASA: “Tecla del número cinco días hasta #AsteroidDay! En el n. ° 5 de la #asteroidrisklist de la ESA (ordenada por la probabilidad de impacto máxima) se encuentra 2009 JF1. Se estima que tiene unos 13 m de diámetro, tiene una probabilidad de 1 en 4166 de impacto en la Tierra”.