Visita a una terrorífica casa encantada

Uno de los temas que más atraen la atención, en estos últimos años, a los amantes y aficionados de misterios es, sin duda alguna, el de las casas encantadas. Una fenómenología que está relacionada directamente con la fantasmogénesis y que hace que sea una inquietante mezcla entre el terror y la curiosidad por experimentar.

De esta forma hay muchas formas de vivir el misterio, unos lo hacen escuchando la radio con programas dedicados a estas cuestiones, otros a través de la televisión, o una buena lectura, otros lo hacen adentrándose por lugares, abandonados o no, que dicen que están encantados.

En Cádiz y en Andalucía hay un buen número de casas encantadas que atienden a esos principios misteriosos donde la “Casa de los Espejos”, la “Casa del Obispo”, “Cortijo Jurado” (Málaga), la Facultad de Derecho (Córdoba), el antiguo Tiro de Pichón en Jabugo (Huelva), la casa de las “Caras de Bélmez” en Bélmez de la Moraleda (Jaén) o el restaurante “Viandas” (Sevilla) son, entre otros, algunos de los lugares encantados más populares o conocidos.

Pero pasar una noche en ello o visitarlos no es sencillo y, por ello, llama la atención que, ocasionalmente, surjan propuestas, atractivas, para visitar uno de estos. Uno de esos casos es el que les quiero relatar y que se encuentra en los Estados Unidos.

Se trata de una mansión que encontramos en Nueva York (Estados Unidos) que tiene fama de, en cuyo interior, habita un fantasma y tiene otros muchos secretos. Esta casa se vende por unos 860.000 euros y tiene una curiosa historia que entronca con un pasado cargado de dolor y sufrimiento. Esta mansión se llama “The Pilars Estate” y se construyó a finales del siglo XIX, una vez pasada la Guerra Civil americana en Albion es cuando comienza el peso de los fenómenos inexplicables que ocurren en su interior.

La casa atravesó momentos delicados y durante un periodo de un siglo estuvo en un estado lamentable en el que se quiso, incluso, demoler. Fue una persona, apasionada de las casas antiguas, quién decidió rehabilitarla y concederle una segunda oportunidad pero al hacerlo también resucitó sus viejas leyendas y sus viejos fantasmas.

La casa es realmente hermosa pues se trata de una mansión de estilo clásico, con grandes comunican en la entrada, muy del gusto de la época con sus chimeneas elegantes, muebles, relojes de época y la clásica decoración.

Los fantasmas de “The Pilar Estate”

La leyenda en Albion son de fenómenos extraños que comenzaron a producirse a raíz de las obras, durante las cuales se escuchaban ruidos de procedencia desconocida y que los mismos trabajadores vivieron fenómenos paranormales.

Pero los comentarios sobre los fantasmas que se aparecían en el interior de la casa comenzaron a ocurrir cuando una persona de la familia pudo ver como había un niño mirando por la ventana del sótano, una visión perturbadora, sería el pistoletazo de salida.

En otra ocasión un trabajador juró que había escuchado a otro niño que llegó a hablar con él. Pero no es el único fantasma que tiene “The Pilars Estate” ya que también se apareció una mujer de blanco, la típica “dama de blanco” que ha sido vista en uno de los dormitorios, igualmente se han escuchado quejidos y llantos lastimeros así como pisadas que no son provocadas por nadie.

“The Pilars Estate” es una mansión de 1.234 metros cuadrados, consta de seis habitaciones, un salón para las damas, un estudio para los caballeros y salita de té, en todas ellas suceden hechos inexplicables donde los investigadores y los aficionados del misterio encuentran su particular “paraíso” que ahora está en venta y hasta se puede visitar.