Monsanto: manipulación genética de alimentos y el virus del fin del mundo

CÁDIZDIRECTO.- La todopoderosa compañía farmaceutico-química alemana Bayer ha realizado una oferta para comprar la multinacional estadounidense de biotecnología Monsanto, sin conocerse la oferta de la misma. La empresa alemana estaría muy interesada en adquirir esta empresa dedicada a la creación de semillas y productos modificados genéticamente y que en los últimos años ha crecido de forma significativa.

Se están produciendo curiosos movimientos en la industria farmacéutica, hace unos meses Pfizer y Allergan comunicaron la intención de fusionarse creando un grupo que tomaría ventaja a Johnson&Johnson, pero finalmente la unión no se produjo. Ahora es Bayer la que inicia la posible compra de la siempre polémica Monsanto, polémica por todo lo inquietante que conlleva el tema de los alimentos transgénicos.

Desde hace tiempo se viene hablando (y publicando) mucho sobre los riesgos aún no conocidos de la manipulación genética en los alimentos teniendo como empresa destacada a la todopoderosa Monsanto. Fruto de ello se preparó un informe para el presidente Putin por el Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente ( MINPRIRODY ).El informe es desalentador y preocupante, hoy ‘rescatamos’ ese informe al estar relacionado con el inusitado interés de Bayer por Monsanto.

En él se decía que nuestra Humanidad se enfrenta a una “amenaza grave y peligrosamente extrema” que son las “plantas mutantes modificadas genéticamente”, que crea la empresa biotecnología agrícola multinacional estadounidense Monsanto, “que amenazan el suministro de alimentos a nivel planetario y que los científicos rusos relacionaron en Oriente Medio con un síndrome respiratorio mortal coronavirus ( MERS-CoV )”.

La tensión con respecto a este tema crece máxime cuando se han producido una serie de muertes misteriosas en Estados Unidos ocasionadas por cultivos transgénicos de algodón en Alabama.

Los oficiales marítimos rusos dictaminaron “Peligro Extremo” declarando que las muertes y los síntomas reportados en Alabama son “idénticos” a los que fueron reportados por los agricultores de la India hace un año cuando manipulaban y trabajan sus cultivos con la última versión de semillas de algodón Monsanto Deltapine ® (GM ).

Esta versión de esas semillas son ineficientes y comenzó a haber una serie de suicidios que provocó la revocación en La India de los permisos de Monsanto para comercializar estas semillas.

Rusia ha advertido del peligro de la manipulación genética de los alimentos y de las consecuencias desconocidas para el ser humano en su ingesta. Incluso se ha sopesado la posibilidad se realizar vuelo con barridos del terreno con fluorescencia infrarroja ( NIR ) en sus trayectorias de vuelo, para detectar cuán extendidos se hallan estos cultivos transgénicos.

El informe del 4 de junio, cuando el avión ruso Tupolev Tu-154 LK-1 comenzaba su último vuelo cumpliendo las obligaciones dentro del Tratado de Cielos Abiertos, señala que “fue atacado por el gobierno de Obama” cuando se acercaba al punto de partida desde el espacio aéreo de EE.UU. sobre el Golfo de México (en trayectoria a Venezuela).

El incidente fue tildado de un “evento anómalo”, además provocó un error en su equipo NIR en el área de Redstone Arsenal, en clara violación a las obligaciones internacionales de Obama. Terri Stoverm, portavoz de Redstone,lo definió como un “blob radar misterioso” admitiendo haber causado esta interrupción generalizada a través del uso de la tecnología RR-188, lanzada desde un avión militar estadounidense.

El informe MINPRIRODY señala, con claros tintes conspiranoicos, que fue provocado para encubrir un “desastre generalizado y su desarrollo” en las regiones más vitales de América que parecen estar inundadas de trigo transgénico ilegal.

La administración de Obama admitió que sólo uno de sus amplios trigales en el Estado de Oregón estaba contaminado por esta cepa mutante de trigo; pero parece que realmente no es así, el informe MINPRIRODY indica que el número real de contaminación asciende a un 30% de los cultivos, en el mismo se indica textualmente:

“(…) el trigo genéticamente modificado para sobrevivir al herbicida Roundup ®, infectado, pudo haber entrado al campo de Oregón por un acto “accidental y sin intención” dice el comunicado de Monsanto que curiosamente publicaron los medios de comunicación controlados por el sionismo en Estados Unidos. Sin embargo, el fiscal norteamericano de alto perfil Warren Burns, socio de Susman Godfrey en Dallas declaró: “Tenemos plena confianza en que veremos episodios futuros de esta misma contaminación en otras partes del país, lo que vemos aquí es la punta del iceberg” -cita textual-.

Debido a ello se suspendieron muchas negociaciones de importación de trigo estadounidense. El informe MINPRIRODY pregunta al mundo de la Ciencia: “Si, como dice Monsanto, la totalidad de sus semillas de trigo modificado genéticamente fueron destruidas en el 2001, ¿de dónde vienen estas nuevas semillas?”. El trigo transgénico de Monsanto está vinculado al virus mortal MERS-CoV, que la Organización Mundial de la Salud catalogó en Junio como una “amenaza para el mundo”, mientras Estados Unidos declaraba que “afecta a la seguridad nacional”.

El virus MERS-CoV es vinculado a la semilla de Monsanto y que está muy presente en las panaderías de, curiosamente, Oriente Medio. los científicos rusos creen que puede haber una oscura relación indicando en el informe: “lo más lamentable, sin embargo, es que cuando los funcionarios de salud Arabia descubrieron el vínculo entre MERS-CoV y el trigo transgénico de Monsanto, se les impidió estudiarlo y realizar las pruebas necesarias porque otros científicos holandeses leales a Monsanto, del Centro Médico Erasmus de los Países Bajos, patentaron el mortal virus y negaron los permisos a otros científicos para examinarlo”.

El viceministro de Salud de Arabia Ziad Memish declaró tras Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra: “Todavía estamos luchando con el diagnóstico y la razón es que el virus fue patentado por científicos quienes no permiten que sea utilizado para investigaciones que realicen otros científicos, creo firmemente que el retraso en el desarrollo de los procedimientos de diagnóstico está relacionado con la concesión de patentes sobre el virus”.

La directora de la OMS (Organización Mundial de Salud), Margaret Chan no oculta su preocupación sobre patentes de virus infecciosos y peligrosos para los seres humanos: “Para explicar la realidad detrás de esta acción sin precedentes por parte de Occidente para mantener en secreto el genoma MERS-CoV”, dice este informe, “uno debe primero entender las razones que motivan a las dos grandes corporaciones transgénicas del mundo, Monsanto y DuPont”, ambas propiedad de la familia Rothschild. Los investigadores rusos explican que hay “décadas de litigios y maniobras entre ellos mediante lo cual llegaron a un acuerdo sobre cómo manejar su creciente mercado de semillas transgénicas y subsecuente catástrofe global”.

Habría que escuchar lo que Monsanto tiene que indicar al respecto, pero el hermetismo de la empresa estadounidense no deja de ser significativo. Según el informe Monsanto buscó la protección de DuPont debido al peso que tiene con la Universidad de Erasmus de Rotterdam, especializados en el MERS-CoV junto a Du Pont de Nemours (Nederland) BV, que es parte de la corporación global DuPont.

Otra sospecha: Monsanto firmó un acuerdo con DuPont para impulsar una nueva ley en EE.UU., la “Ley de Protección de Monsanto” que prohibe a los tribunales estadounidenses legislar sobre casos relacionados con estas semillas transgénicas genéticamente modificadas y plantas, así se esquiva cualquier tipo de regulación al respecto por parte de la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Obama aprobó la ley.

 

*Parte de la información facilitada en este artículo es textual de como fue comunicada por las organizaciones implicadas.