Moreno reclama a Sánchez un calendario del reparto de test rápidos y avisa: “La batalla no está ganada”

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado este domingo al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, un calendario para conocer las fechas en las que llegarán los test rápidos que ha adquirido el Gobierno de España para detectar el coronavirus Covid-19, y ha avisado de que no se debe “transmitir a la sociedad la sensación de que esta batalla está ganada”.

Así lo ha expuesto Moreno en una comparecencia en el Palacio de San Telmo tras participar en la videoconferencia que Pedro Sánchez ha mantenido con los presidentes de comunidades autónomas para seguir la evolución de la pandemia del coronavirus.

Moreno ha subrayado que la crisis del coronavirus está siendo un “drama en todos los sentidos” y una “catástrofe”, y ha pedido “prudencia y no transmitir a la sociedad la sensación de que esta batalla está ganada”, porque aún quedan varias semanas más de estado de alarma y “no podemos transmitir falsa sensación de victoria”.

En ese sentido, ha indicado que no se atreve “a decir que hemos tocado techo o hemos llegado al pico” de la curva de contagios, si bien ha resaltado el dato “para la esperanza” de que, en Andalucía, desde este sábado hay más personas curadas del coronavirus que fallecidas por la pandemia, con un “repunte” en ese sentido que se ha producido en los dos últimos días y que espera que se consolide.

RECLAMACIONES DE MATERIAL

De igual modo, Moreno ha reiterado la “lealtad” de la Junta de Andalucía hacia el Gobierno central, pero ha pedido que ésta sea “mutua”, así como que haya “máxima coordinación entre administraciones”, y en esa línea ha insistido en reclamar “más medios” para Andalucía, y que llegue a la comunidad autónoma lo que desde el Gobierno “se dice que se envía”.

Al hilo, el presidente de la Junta ha advertido de que la comunidad sigue “sin recibir los test” rápidos adquiridos por el Gobierno, pese a ser un “instrumento tan poderoso e importante para tener un análisis riguroso” de la situación y para “prevenir contagios” futuros, y por eso ha pedido a Sánchez “claridad y un calendario para la entrega de material que se anuncia que se va a enviar, pero que no acaba de llegar”.

Paralelamente, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha avanzado que el Gobierno ha repartido este domingo alrededor de un millón de test rápidos a las comunidades autónomas, que llegarán “mañana por la mañana a más tardar”, para ser utilizados como complemento a las pruebas PCR, realizando un cribado en hospitales y residencias de ancianos.

El presidente andaluz ha explicado que la Junta ha comprado 50.000 test rápidos, de los que “2.000 ya nos han llegado y los estamos haciendo”, y el Grupo Festina ha donado otros 100.000, y todos ellos se irán distribuyendo en próximos días.

Ha precisado que, por ahora, se le está dando “prioridad”, a la hora de hacer esas pruebas, a los profesionales “más sensibles, de manera más especial a los sanitarios”, y ha asegurado que “a lo largo de esta semana se van hacer muchos test”, sobre todo a personal de dicho colectivo, pero también a otros profesionales y a “personas que puedan tener síntomas y a quienes hayan padecido la enfermedad y quieran reincorporarse a sus puestos de trabajo”.

Pero Moreno ha insistido en que “nos hacen falta muchos más” de esos test, porque, “cuanto más tengamos, más fácil será detectar, controlar y limitar el contagio y más cerca estaremos de vencer a esta pandemia”.

Ha aclarado que desde la Junta se sigue también una línea de “seguir comprando” por cuenta propia esos materiales, pero ahora es “complicado porque estamos en un mercado persa”, y el Gobierno de España “tiene más músculo” y “nos ha garantizado que ya ha hecho una compra masiva”, si bien desde la Junta quieren “un calendario” de su reparto y esperan que desde el Ejecutivo se concrete en la próxima Sectorial de Sanidad “cuándo podremos disponer de ellos”.

El presidente ha indicado también que ha pedido al Gobierno test “anticuerpos”, que sirven para detectar si hay “restos” del coronavirus en una persona afectada y que, de esta manera, se pueda incorporar a su puesto de trabajo, y ha confirmado que, por ahora, Andalucía no dispone de ese material que el Ejecutivo central “tiene intención de comprar de manera masiva”, por lo que desde la Junta esperan que les envíe también esos test “lo antes posible”.

Sobre otros materiales, Moreno ha advertido de que “más del 86% de las mascarillas, entre las que hemos usado y las que tenemos ahora” para la sanidad andaluza, las ha comprado la Junta, de forma que las enviadas por el Gobierno central a la comunidad “no llegan al 7%, y las donadas por Inditex suponen el 9%”.

Sobre el listado de infraestructuras que Pedro Sánchez ha pedido este domingo a los presidentes de las comunidades autónomas para poder alojar a contagiados por el coronavirus que estén asintomáticos, Moreno ha indicado que en Andalucía ya se ha realizado ese trabajo con los planes de contingencia aprobados por el Ejecutivo que él mismo preside ante los posibles picos de la enfermedad.

En ese sentido, ha recordado que ya se ha medicalizado el Hotel Alcora de Sevilla y se ha ido acondicionando el polideportivo de Carranque de Málaga como posible hospital de campaña, en la línea de su política de “intentar anticiparnos a los hechos”, porque “es mejor prevenir que curar”, y ha apuntado que en la próxima Conferencia Sectorial de Sanidad, que espera para principios de esta semana, se le trasladará esa información requerida al Gobierno.

“PRUDENCIA” SOBRE LA EVOLUCIÓN DEL CORONAVIRUS

El presidente de la Junta ha incidido en apostar por “ser muy prudentes” sobre la evolución del coronavirus, si bien ha indicado que ha habido coincidencia entre los presidentes autonómicos en la videoconferencia de este domingo en comentar que se está notando que “se ha ido rebajando la tensión asistencial en los hospitales públicos”, de forma que “hay menos presión” y “se están curando cada vez más personas y parece que se va ralentizando el ritmo” de contagio.

“Pero el virus sigue entre nosotros”, según ha recordado Moreno, que en ese sentido ha lamentado que aún sigue sin haber una vacuna o un tratamiento “cien por cien eficaz” contra el coronavirus, por lo que “toca seguir con el confinamiento”.

Sobre la situación concreta de Andalucía, ha augurado que este lunes se superará la cifra de 9.000 casos positivos, si bien desde la Junta esperan que “a lo largo de esta semana” que empieza se produzca “una desaceleración de los casos más intensa que nos podría llevar a alcanzar el pico y empezar a notar esta bajada”, previsiblemente “a finales de la semana o la siguiente”, si bien “es muy difícil de prever”.

AGRADECIMIENTO A LA CASA REAL

Por otro lado, Moreno ha dedicado palabras de agradecimiento, “en nombre de todos los andaluces”, al rey Felipe VI y a la Casa Real por “el interés y el apoyo que dan siempre” a Andalucía, y por su “cercanía y cariño” hacia la comunidad autónoma y sus profesionales sanitarios, y ello después de que los reyes Felipe y Letizia se hayan interesado este domingo por la situación hospitalaria en Andalucía, en conversaciones telefónicas con responsables de dos de los centros de referencia de la región.

Moreno también ha valorado el comportamiento de los andaluces durante el confinamiento vinculado al estado de alarma, “demostrando ser una sociedad madura, disciplinada y responsable, capaz de estar a la altura de lo que haga falta”, y se ha mostrado seguro de que, si se mantiene así, “Andalucía y los andaluces saldremos muy reforzados como sociedad ante el resto de España” y “admirados por la dignidad y fortaleza con la que nos enfrentamos todos juntos al coronavirus”, según ha finalizado.