Absueltos de un delito de lesiones dos policías locales de Cádiz que detuvieron por error a un vecino

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha absuelto de un delito de lesiones a dos agentes de la Policía Local de Cádiz que, tras una persecución, detuvieron a una persona al tener sospechas de que había cometido un robo, que finalmente no había cometido.

Los hechos, según la sentencia recogida por Europa Press, ocurrieron en la madrugada del 1 de mayo de 2018, cuando los agentes, que circulaban en un vehículo camuflado y vestidos de paisano, observaron a una persona que portaba en las manos una carpeta y el tapacubo de rueda de un coche.

Debido a la hora, 5,20 de la madrugada, y la zona de la ciudad, Avenida de Astilleros, donde hay gran cantidad de coches aparcados, los agentes sospecharon que el hombre los había podido sustraer, por lo que desde el vehículo le dieron el «alto».

Por su parte, el hombre, al no ver distintivos policiales ni en el vehículo ni en la ropa de los dos agentes, creyó que eran dos personas que querían robarle, por lo que salió corriendo al no creer la condición de policía.

La persecución se produjo durante unos 500 metros, donde el hombre por más que le los agentes le daban el «alto» no los creía, llegando a tirar en la huida el tapacubos del coche.

A la altura de Navantia fue interceptado por uno de los agentes, que lo arrojó al suelo, causándole lesiones debido a la caída, que necesitaron alguna de ellas sutura. Finalmente, tanto el maletín que portaba como el tapacubo de rueda de coches eran de su propiedad.

Esta acción de los agentes fue denunciado por el hombre, llegando a la Audiencia Provincial de Cádiz, que absolvió a los agentes «de toda responsabilidad criminal», pero los condenó de manera conjunta y solidaria y Ayuntamiento a indemnizar al perseguido con 4.508 euros.

Ambas partes recurrieron ante el TSJA, que estimado el recurso de los agentes y ha desestimado el del perjudicado y la adhesión de la fiscalía a este, resolviendo la absolución de los agentes por delito de lesiones y confirmando la absolución de los mismos respecto del delito contra la integridad moral de cuya comisión se les acusó.