Actividades de ocio para disfrutar de la naturaleza al caer la noche en Los Toruños

Los Toruños a pleno día, Los Toruños al atardecer… siempre es un placer disfrutar del parque metropolitano de la Bahía de Cádiz.

Y desde esta semana se pone en bandeja dejar todo en manos de los sentidos en plena naturaleza y sin ningún tipo de excusa que señale a la pandemia de coronavirus.

Este jueves se inicia el programa medioambiental Aventura Nocturna, una actividad en la que se ofrece a los visitantes la posibilidad de disfrutar de la naturaleza al caer la noche y que se tome conciencia, además, de la responsabilidad ciudadana para la mejor conservación de los ecosistemas.

Según ha explicado la Junta en una nota, el Parque de los Toruños ha diseñado un programa con ocho sesiones, todas de carácter gratuito, con cuatro temáticas diferentes y orientadas a grupos familiares.

Así, los jueves de julio y agosto, entre las 22.00 y las 23,30 horas, los equipos realizarán un paseo nocturno por el parque y recabarán información para resolver una actividad práctica.

El primer bloque temático de la Aventura Nocturna en los Toruños se titula El bosque no se duerme y se desarrollará los días 1 y 29 de julio, así como el 26 agosto.

Desde la entrada del Pinar de la Algaida se realizará un recorrido por el parque para descubrir los sonidos que emiten los animales al caer la noche. Con la ayuda de grabadoras y aplicaciones de móviles, los equipos recopilarán información para elaborar un paisaje sonoro.

El tesoro del Rey Sombra es el título del segundo grupo de aventuras, previstas los días 15 de julio y 12 de agosto también en el Pinar de la Algaida, donde se desarrollará un juego nocturno en el que habrá que localizar pistas, resolver enigmas y superar varias pruebas para encontrar un tesoro oculto.

Las salidas programadas para el 8 de julio y 5 de agosto estarán dedicadas a Los duendes de la noche. El punto de encuentro será la Casa de los Toruños, desde donde comenzará un recorrido para explorar los insectos, el grupo de animales menos conocidos del parque, que precisan de la colaboración ciudadana para garantizar su conservación y evitar una crisis ecológica.

Las personas que participen en esta aventura podrán apreciar de cerca escarabajos, polillas, crisopas, hormigas león y otros insectos que serán atraídos por una trampa de luz.

Para los días 22 de julio y 29 de agosto están programadas las aventuras de El camino de los fuegos fatuos, con unos juegos de orientación que comenzarán en la Casa de los Toruños y en los que los equipos tendrán que orientarse por los fuegos fatuos, luces químicas misteriosas, para recopilar muestras y resolver una prueba.

En cada una de estas actividades podrán participar un máximo de 20 personas, que se inscribirán por orden de llegada, quince minutos antes de comenzar cada aventura.