Agresión y amenazas de muerte a un árbitro en un partido de infantiles en Cádiz

Este pasado fin de semana ha habido que lamentar en Cádiz una nueva agresión a un árbitro durante un partido de fútbol de categorías inferiores.

Los lamentables hechos ocurrieron en un encuentro de infantiles. Montaraz Rojo, de 16 años de edad, fue empujado y amenazado de muerte al acabar el encuentro.

El árbitro, tal y como se apunta desde Diario de Cádiz, formuló la correspondiente denuncia ante la Policía acompañada de un parte médico con las lesiones que sufrió.

El colegiado, L.M.R., de la delegación gaditana, fue agredido cuando se retiraba a los vestuarios, al tiempo que recibió amenazas de muerte y todo tipo de insultos.

El partido enfrentaba a Tiempo Libre B y La Salle de Puerto Real B, correspondiente al grupo 1 de Cuarta Andaluza infantil.

L.M.R. era el árbitro y dirigía el duelo sin ayuda en las bandas, sin asistentes, como consecuencia de la medida adoptada por la Delegación Gaditana de la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) por la falta de árbitros.

Cabe recordar que durante la jornada anterior se produjo una agresión a un árbitra durante un partido de fútbol, también en categoría infantil.

Los hechos ocurrieron en el contexto de la jornada 17 del grupo provincial de la 2ª Andaluza Infantil y el partido, que acabó con una lamentable agresión a una árbitra por parte de unos aficionados de uno de los dos equipos.

Los incidentes tuvieron lugar en el encuentro Ciudad de Cádiz-La Jerezana disputado en el campo Manuel de Irigoyen de la capital gaditana y fueron provocados por aficionados del equipo visitante.

La árbitra Miriam Ponce Galvín, que estuvo asistida por María de la Trinidad Scapachini Román y Manuel Vaca González, fue la agredida. Los tres forman parte de la Delegación de Árbitros de Cádiz.

«Esto es intolerable…. Ni en Cádiz ni en ningún sitio debe pasar y menos con niños por medio… Todo mi apoyo a Miriam», denunciaba a través de las redes sociales José Carlos Teruel, concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Cádiz.

Los hechos, según se recoge en el acta, se produjeron al acabar el partido. El Comité de Competición relata lo sucedido y saldó los incidentes con una «multa accesoria por incidentes del público visitante con agresión al árbitro», por la que se anuncia «el cierre de sus instalaciones por dos partidos», lo que afecta a la entidad jerezana al señalarla el Comité de Competición como responsable de lo sucedido.

Además, en el capítulo de sanciones, le han caído tres partidos al jugador A.C.G., de La Jerezana, «por insultar u ofender al árbitro, árbitro asistente, dirigentes o autoridades», así como un partido a G.R.N., otro jugador del conjunto jerezano, «por ofender, amenazar o provocar a un contrario». La árbitra reflejó en el acta la expulsión de estos dos jugadores