Agustín Rosety, diputado de Vox por Cádiz, niega que el alzamiento de julio de 1936 fuera un golpe militar

El diputado de Vox por Cádiz Agustín Rosety, general de Infantería de Marina retirado, defiende que el alzamiento del 18 de julio de 1936 no fue un golpe militar, sino un día en el que “media España se alzó contra otra media porque estaba siendo agredida”.

Precisamente, Rosety fue uno de los 181 militares que firmaron en el verano de 2018 un manifiesto en defensa de la figura militar de Francisco Franco, titulado ‘Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde, soldado de España’.

“Que no. Que no fue un golpe militar. Que fue media España que se alzó contra la otra media porque estaba siendo agredida. Igual que estáis haciendo ahora, ¡sectarios!”, ha publicado este miércoles en su cuenta personal de Twitter.

Esta afirmación coincide con la aprobación por el Gobierno de la Ley de Memoria Democrática, que Vox ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Constitucional y que el líder del partido, Santiago Abascal, ha definido este miércoles como “totalitaria, sectaria y guerracivilista”.

“Nosotros honramos a todos los españoles que en cualquier bando y en cualquier época histórica pelearon, lucharon, se comprometieron porque creían lo hacían por una España mejor”, ha proclamado Abascal.

Rosety fue subdirector general de reclutamiento y se retiró como segundo jefe de la Infantería de Marina. Además, es licenciado en Derecho, miembro de la Real Academia Hispano-Americana y miembro de la Asociación Católica de Propagandistas.

Salió en apoyo del general de división Juan Chicharro cuando este pronunció en 2013 un discurso en el que justificaba la intervención del Ejército en Cataluña si el Gobierno y el Tribunal Constitucional no actuaban como en su opinión debían.

El entonces ministro, Pedro Morenés, le obligó a dimitir de su cargo en la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, pero no le sancionó.